El Paidobautismo

¿Y LA SOLA ESCRITURA?

La mayoría de los evangélicos crecieron en lo que el escritor Reformado Keith Mathison llama “Escritura Solitaria” un modelo fundamentalista y altamente nocivo que pretende venderse como el dogma “Sola Scriptura”, que se acuño como uno de los ideales de la Reforma Protestante. A la Sub-Cultura evangelica de hoy se les enseñó que todo lo que se necesita es la Biblia, que ninguna autoridad externa se necesita para comprender las Escrituras, volviéndose entonces ellos la autoridad final sobre este o aquel texto, y dejando como legado mas de 30.000 denominaciones divididas en principios fundamentales y secundarios, pero todas asegurando que son las Escrituras, y solo las Escrituras las que los llevan a este punto, porque “Las Escrituras se interpretan así mismas”. Este enfoque que nada tiene que ver con la “Sola Scriptura” se remonta a Alexander Campbell, un evangelista americano que vivió a principios de 1800 y que similar a algunos predicadores famosos de los avivamientos fronterizos, llegó permeando todo con el lema: “Ningún credo sino Cristo, ningún libro sino la Biblia”. Campbell sentó la base de lo que miles de personas llaman hoy en día “Sola Scriptura”

Lo ironico de los que aseguran ser parte de los postulados protestantes, o se consideran protestantes es que no se adhieren a lo que los mismos reformadores protestantes sostuvieron, desconectándose cada vez mas, y creando movimientos heterodoxos sin paralelo en la historia.
En los últimos años los evangélicos en número cada vez mayor han comenzado a descubrir la historia de la Iglesia. Ellos se están aventurando más allá de la subcultura provincial del evangelicalismo moderno, para explorar las amplias y diversas tradiciones y expresiones de la fe cristiana en derredor del mundo y a través de los siglos: Historia de la Reforma Protestante, Temprano Cristianismo, Misticismo, el Catolicismo Romano y la Ortodoxia, Anglicanismo, Metodismo, Luteranismo, etc. Pronto descubren que los Reformadores Protestantes originales no tienen miedo de usar credos o citar a los Padres de la Iglesia,
Muchos de los reformadores originales pondría en duda si los evangélicos presentes en día son protestantes o incluso cristianos. Si Atanasio viviera entre nosotros, se sentiría perturbado de nuestras liturgias, y estaría adorando a Dios cerca de los altares Romanos. Martín Lutero por ejemplo, aborrecía la idea de rechazar el bautismo de niños; y creía fuertemente en la presencia real del cuerpo y la sangre de Cristo en la Cena del Señor. Lutero esperaba que los cristianos rezaran el Credo diariamente e hicieran la señal de la Cruz en su devoción por la mañana. El era un ferviente devoto de la Virgen Maria, y su vocacion habia sido ofrecida a Santa Ana. Mas alla de particularidades personales, creían y mantenían este “Ethos” porque lo entendían como parte de la fe universal. Este comportamiento, creencias y forma de vida, se adoptaba porque era común al cristiano universal. Lutero sin duda, rechazaría a todos aquellos que se oponían al bautismo infantil, porque entendía que negar esta parte de la tradición no era necesario, pues se encontraba fuertemente anclada en la transición histórica de nuestra fe cristiana.

Juan Calvino condenó enérgicamente a aquellos que sostenian que la Santa Cena era un “símbolo desnudo” y condenaba a quien rechazara la perpetua virginidad de Maria. (cosa que todo evanelico promedio rechaza) Me di cuenta de todo esto cuando fui más allá de las publicaciones evangélicas populares y empecé a leer profundamente sobre la vida, creencias y pensamientos de los reformadores. La discrepancia que existe en el día moderno entre el evangelicalismo y la Reforma original, hizo que me preguntara: ¿Qué somos en realidad? Y notar, que muchos de los que hoy se llaman cristianos, son en realidad movimientos heterodoxos. Soy cristiano, mas no protestante, católico pero no romano.

PREFIERO A LOS PADRES

Lo que, sincero y claro, manó de la fuente purísima del Verbo que fue enviado a nosotros, fue confiado a los Apóstoles, quien a su vez encargaron con solicitud a sus fieles discípulos, a que guardaran el depósito de la inmutable fe cristiana, por medio de la cual, perseverando en fidelidad y manteniéndonos hasta el fin, tenemos promesa de poseer no solo al Padre sino al Hijo. Esta doctrina, tan escarnecida que fue tutelada de generación en generación por aquellos celadores, que como vasos de honra, se volvieron relicarios de un bien preciado, y que con lágrimas y sangre nos han comunicado, es el depósito que la iglesia como columna y baluarte de la verdad protege. Leer a los Padres, Latinos y Griegos, es leer lo más cercano a lo dicho por los propios apóstoles pues desde el Siglo primero en adelante, se ha fraguado un consenso de ideas que desde los labios apostolicos hasta los discípulos de los discípulos ha sido preservado. Por ejemplo de Policarpo de Esmirna discípulo del Apostol Juan, se escribió:

“Policarpo no solo fue instruido por los apóstoles y conversó con muchos que habían visto al Señor, sino que fue también designado por los apóstoles en Asia como obispo de Esmirna. Continuamente enseñaba las cosas que había aprendido de los apóstoles, las únicas tradiciones verdaderas de la iglesia”. (Historia eclesiástica de Eusebio de Cesarea, Libro 4, 14)
O De Clemente, discípulo del Apostol Pedro y Pablo, se dice:

«Después de ellos, cuenta San Ireneo, en tercer lugar desde los Apóstoles, accedió al episcopado Clemente, que no sólo vio a los propios Apóstoles, sino que con ellos conversó y pudo valorar detenidamente tanto la predicación como la tradición apostólica».

Por esto leo a los Padres, latinos y orientales con respeto, les prefiero a ellos que a cualquier teólogo emergente del dia de hoy, sobre todo en este peligroso tiempo, donde se reedefine la teología a cada minuto para hacerla inclusiva y darle conformidad a los que rechinando sus dientes nos piden abandonar nuestras preciosas tradiciones. bebo del vino añejo del legado milenario de mi fe cristiana, diversifico la expresión de mi cristianismo añadiendo a las prácticas de mi vida devocional el ayuno, el silencio y la contemplación. Me encanta el canto gregoriano, y en mi oración practico la “Lectio Divina”, me maravillo ante la solemnidad de la liturgia, los símbolos y el arte cristiano creado para ilustrar, suplementar y representar en una forma tangible lo que creemos, lo que profesamos con corazón sincero y que por siglos ha ido añadiéndose a la valiosísima fe de los creyentes. Esto no me lleva a despreciar lo contemporáneo, sino a encausarlo sobre una línea histórica donde cobre verdadero valor y pueda traer fruto, abundante fruto al Señor nuestro Dios.

EL PAIDOBAUTISMO EN LA IGLESIA PRIMITIVA

“Porque vino a salvar a todos: y digo a todos, es decir a cuantos por él renacen para Dios, sean bebés, niños, adolescentes, jóvenes o adultos. Por eso quiso pasar por todas las edades: para hacerse bebé con los bebés a fin de santificar a los bebés; niño con los niños, a fin de santificar a los de su edad, dándoles ejemplo de piedad, y siendo para ellos modelo de justicia y obediencia; se hizo joven con los jóvenes, para dar a los jóvenes ejemplo y santificarlos para el Señor” (Ireneo)

La Iglesia ha recibido de los Apóstoles la costumbre de administrar el bautismo incluso a los niños. Pues aquellos a quienes fueron confiados los secretos de los misterios divinos sabían muy bien que todos llevan la mancha del pecado original, que debe ser lavado por el agua y el espíritu”(Origenes)

“…Se bautizarán los niños en primer término. Todos los que puedan hablar por sí mismos, hablarán. En cuanto a los que no puedan, sus padres hablarán por ellos, o alguno de su familia. Se bautizará enseguida a los hombres y finalmente a las mujeres…
El obispo al imponerle las manos dirá la invocación: “Señor Dios, que los has hecho dignos de obtener la remisión de los pecados por medio del baño de la regeneración, hazlos dignos de recibir el Espíritu Santo y envía sobre ellos tu gracia, para que te sirvan siguiendo tu voluntad; a ti la gloria, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en la Santa Iglesia, ahora y por los siglos, Amen” (Hipolito de Roma)

“Pero en relación con el caso de los niños, en el cual dices que no deben ser bautizados en el segundo o tercer día después de su nacimiento, y que la antigua ley de la circuncisión debe considerarse, por lo cual piensas que alguien que acaba de nacer debe no ser bautizado y santificado dentro de los ocho días, todos nosotros pensamos de manera muy diferente en nuestro Concilio. Porque en este curso que pensabas tomar, nadie está de acuerdo, sino que todos juzgamos que la misericordia y gracia de Dios no debe ser negada a ningún nacido de hombre”. (Cipriano de Cartago)

“Incluso los niños: no dejéis tiempo a la malicia para apoderarse de ellos, santificadlos cuando todavía son inocentes, consagradlos al Espíritu cuando todavía no hayan sacado los dientes. ¡Qué pusilanimidad y qué falta de fe la de las madres que temen al carácter bautismal por la debilidad de su naturaleza!
es mejor bautizarlos sin su consentimiento que dejarlos morir sin haber recibido el sello de la iniciación. Estamos obligados a decir lo mismo que respecto a la práctica de la circuncisión, la que se realizaba en el octavo día prefigurando el bautismo y que también se ejercitaba sobre niños desprovistos de razón. De la misma manera se realizaba la unción sobre los travesaños de la puerta y que, aun cuando se tratara de cosas inanimadas, protegía a los primogénitos”. (Cipriano de Cartago)

“Pero, se dirá, Cristo, que es Dios, se hizo bautizar a los treinta años y tú nos empujas a precipitarnos al bautismo. Afirmar de ese modo su divinidad, es lo que resuelve la objeción. Él, la pureza misma, no necesitaba purificación, pero se hizo purificar por vosotros como por vosotros se hizo carne, pues Dios no tiene cuerpo. Además, él no corría ningún peligro por retardar su bautismo, pues podía regular a voluntad su sufrimiento como había regulado su nacimiento. Para vosotros, por el contrario, no sería pequeño el peligro, en caso de abandonar el mundo sin haber recibido, a vuestro nacimiento, más que una vida perecedera, sin estar revestidos de incorruptibilidad” (Cipriano de Cartago)

Pero fue en el siglo V donde apareció la primera herejía que negaría la necesidad del bautismo incluyendo el bautismo de infantes; su autor fue Pelagio, un monje influenciado por las doctrinas paganas (especialmente del estoicismo). Minimizaba la eficacia de la gracia y consideraba que la voluntad, con su libre albedrio, puede alcanzar por sí sola la santidad. Para los pelagianos no existía ningún pecado original, pensaban que Adán no fue creado inmortal por lo que hubiera muerto aunque no hubiera pecado, y que los niños se encuentran en el mismo estado de Adán antes de su caída, por lo que no contraían ningún pecado original. Al negar el pecado original por consecuencia veía el bautismo de niños como innecesario.

EL PÁIDOBAUTISMO EN LAS IGLESIAS PROTESTANTES

Las iglesias protestantes se opusieron firmemente al Pelagianismo y redactaron en sus confesiones lo concerniente al Paidobautismo

Entre algunas confesiones protestantes rechazando las doctrinas anabaptistas están:

“El bautismo: “Enseñamos que el Bautismo es necesario para la salvación y que por el Bautismo se nos da la gracia divina. Enseñamos también que se deben Bautizar los niños y que por este Bautismo son ofrecidos a Dios y reciben la gracia de Dios. Es por esto que condenamos a los Anabaptistas que rechazan el Bautismo de los niños” (Confesion de Ausburgo, Articulo 9)

“No sólo han de ser bautizados los que de hecho profesan fe en Cristo y obediencia a EL, sino también los niños hijos de uno o de ambos padres creyentes” (Confesion de Westminster Articulo 28)

“Pregunta: ¿Se ha de bautizar también a los niños? Respuesta: Naturalmente, porque están comprendidos, como los adultos, en el pacto, y pertenecen a la iglesia de Dios. Tanto a éstos como a los adultos se les promete por la sangre de Cristo, la remisión de los pecados y el Espíritu Santo, obrador de la fe; por esto, y como señal de este pacto, deben ser incorporados a la Iglesia de Dios y diferenciados de los hijos de los infieles, así como se hacía en el pacto del Antiguo Testamento por la circuncisión, cuyo sustito es el Bautismo en el Nuevo” (Catecismo de Heidelberg pregunta 74)

“Nos oponemos a los anabaptistas, los cuales no aceptan el bautismo infantil de los hijos de los creyentes. Pero según el Evangelio, «el reino de Dios es de los niños», y estos están incluidos en el pacto de Dios.
¿Por qué, pues, no deben recibir la señal del pacto de Dios? ¿Por qué no deben ser consagrados por el santo bautismo, teniendo en cuenta que ya pertenecen a la Iglesia y son propiedad de Dios y de la Iglesia?” (Confesion Helvetica, antigua confesión protestante de 1556)

“Por esta razón, creemos, que quien desea entrar en la vida eterna debe ser bautizado una vez con el único Bautismo sin repetirlo jamás; porque tampoco podemos nacer dos veces. Mas este Bautismo es útil no sólo mientras el agua está sobre nosotros, sino también todo el tiempo de nuestra vida. Por tanto, reprobamos el error de los Anabaptistas, quienes no se conforman con un solo bautismo que una vez recibieron; y que además de esto, condenan el bautismo de los niños de creyentes; a los cuales nosotros creemos que se ha de bautizar y sellar con la señal del pacto, como los niños en Israel eran circuncidados en las mismas promesas que fueron hechas a nuestros hijos. Y por cierto, Cristo ha derramado su sangre no menos para lavar a los niños de los creyentes, que lo haya hecho por los adultos. Por lo cual, deben recibir la señal y el Sacramento de aquello que Cristo hizo por ellos; conforme el SEÑOR en la Ley mandó participarles el Sacramento del padecimiento y de la muerte de Cristo, poco después que hubieran nacido, sacrificando por ellos un cordero, lo cual era un signo de Jesucristo. Por otra parte, el Bautismo significa para nuestros hijos lo mismo que la Circuncisión significaba pata el pueblo judío; lo cual da lugar a que san Pablo llame al Bautismo “la circuncisión de Cristo” (Confesión reformada de los países bajos)

Los anglicanos también rechazaron el anabaptismo:
“Del Bautismo. El Bautismo no es solamente un signo de la profesión y una nota de distinción, por la que se identifican los Cristianos de los no bautizados; sino también es un signo de la Regeneración o Renacimiento, por el cual, como por instrumento, los que reciben rectamente el Bautismo son injertos en la Iglesia; las promesas de la remisión de los pecados, y la de nuestra Adopción como Hijos de Dios por medio del Espíritu Santo, son visiblemente señaladas y selladas; la Fe es confirmada, y la Gracia, por virtud de la oración a Dios, aumentada. El Bautismo de los niños, como más conforme con la institución de Cristo, debe conservarse enteramente en la Iglesia” (Los 39 Artículos de la religión, (Confesión doctrinal histórica de la Iglesia Anglicana) Capítulo 27)

Juan Calvino en su obra Institución de la Religión Cristiana dedica una sección a refutar el anabaptismo (http://www.iglesiareformada.com/Calvino_Institucion_4_16.ht…)

Los metodistas de México, asi como en derredor del mundo, han mantenido el bautismo infantil como parte del legado Anglicano y la fe histórica:

“Confirmamos esta práctica al bautizar a los hijos de aquellos que afirman su creencia en el Señor otorgándoles el poderoso acto del sacramento para sus almas”.
El PATER FAMILIAS
El titulo “Pater Familias” con el que se designaba al padre de familia en Roma, implicaba un derecho sobre las creencias de la casa, que llevaba por supuesto la implicación de creer lo que el Padre creía. Es pensando en esta envestidura que Pablo confiado dice “Serás salvo tú y tu casa”. Pues no existía una fe individualista, sino familiar, por lo cual, aunque al principio del cristianismo muchos se bautizaron en plena profesión (cosa que no es incorrecta) con el tiempo se fueron bautizando familias enteras, “Casas completas”. (Hechos 16)
Antes de continuar, permítame volver a hacer énfasis en esta parte. Cuando muchos evangélicos dicen ¿es biblico? No siempre se refieren a sí forma parte del legado de la fe universal y puede ser sustentado por las Escrituras. Muchas veces se refieren solo a “¿Porque no cuadra con lo que me han enseñado?”
Irónicamente, el evangelicalismo moderno de hecho tienen muchas tradiciones. Muchos evangélicos equiparan la “tradición” con el árbol de Navidad, pero la “tradición” es más que eso: es la forma de hacer la adoración; la forma en que se define el gobierno de la iglesia; la forma de entender la Escritura; y la forma de hacer teología. Estas tradiciones no son periféricas al evangelismo, sino que desempeñan una función importante en el mantenimiento de la subcultura evangélica dándole un distintivo.
Lo que es realmente irónico es el hecho de que muchas de estas tradiciones evangélicas son acontecimientos muy recientes. El llamado al altar donde se invita a la gente a presentarse y dar su vida a Cristo tiene su fuente en el banco de los pecadores, que comenzó a principios de 1800 en la frontera americana. Las cruzadas evangelísticas populares de Billy Graham tiene sus raíces en las cruzadas anteriores dirigidas por Billy Sunday y DL Moody en el 1800. Frases como “Una decisión para Cristo”, “relación personal con Cristo”, “hacer un compromiso personal con Cristo”, son nuevas formas extra-bíblicas de la descripción de cómo llegar a ser un cristiano.

Desde el punto de vista del cristianismo histórico lo que es tan sorprendente de evangelismo moderno es la forma en que se ha divorciado la evangelización del sacramento del bautismo y la pertenencia a la Iglesia, se ha divorciado el DISCIPULADO de la fe comunitaria y se ha divorciado del legado histórico de la fe universal. Ahora mismo hay predicadores “fundamentales” peleando contra esas tradiciones, sin darse cuenta que ellas existen por el rechazo general de la Tradición Universal.

Otra tradición es la Escuela Dominical. La Escuela Dominical no tiene más de cien años de edad. Lo que comenzó en la Inglaterra victoriana como un acercamiento a las clases bajas terminó como uno de los pilares de la subcultura evangélica. Hoy en día los evangélicos no nos podemos imaginar una iglesia sin la Escuela Dominical. Lo que es tan sorprendente de la Escuela Dominical es la forma en que refuerza las cualidades didácticas de la iglesia protestante. Históricamente el centro de culto cristiano fue el partimiento, no el sermón. (George Bana en su libro “paganismo” rastrea eficazmente todas las tradiciones del evangelicalismo moderno) Cuando se tiene en cuenta el fuerte énfasis en el sermón y la desarrollada parafernalia en cuanto a lo musical en muchas iglesias evangélicas, se hace evidente cómo el evangelicalismo ha desarrollado una nueva tradición de culto sin precedentes históricos.

Otra tradición son los recintos de culto o templos, la línea arquitectónica dejo de tener sentido o significado para volverse un mero referente abstracto y sin líneas especificas. Las iglesias evangélicas, han adoptado un estilo indiferente, vacío y desmotivante, y en muchos sentidos, son las iglesias posmodernas las que le están dando otro giro de 180 grados al legado histórico, pues dotan a sus recintos de humo, luces, música estilo rock, grandes bocinas, y un concepto ambiguo y comprometido con el ambiente secular. Todo esto demuestra que cuando hablamos de tradiciones, muchos no sabemos que estamos sumergidos en muchas, y muchas muy apartadas de cualquier virtud o contexto histórico de la fe cristiana.

UNA PREGUNTA LEGÍTIMA
“Pero ¿qué pasa si la Tradición contradice la Biblia?,” mi respuesta es: La Tradición nunca contradecirá la Biblia. Esto es porque se basa en la tradición oral y escrita con la misma fuente apostólica (II Tesalonicenses 2: 2) y la transmisión fiel de las enseñanzas de los apóstoles a las generaciones siguientes (II Timoteo 2: 2). La Tradición apostólica está garantizada por las promesas de Cristo que él dará el Espíritu Santo para guiar a la Iglesia a toda la verdad (Juan 14:23, 16:13) y que la Iglesia se conserva en la cara de la oposición satánica (Mateo 16:18). También se basa en la descripción de Pablo de la Iglesia como “columna y fundamento de la verdad” (I Timoteo 3:15). El corolario contrario es igualmente cierto: lo que contradice la Escritura no puede ser la Tradición. La clave aquí es lo que queremos decir cuando decimos “Tradición.” Aquí nos estamos refiriendo a la tradición apostólica. Si la Tradición es realmente bíblica (como intento demostrar en este escrito), entonces debemos tener muy poco problema en aceptar las enseñanzas que refuerzan y complementan a las Escrituras.

NOTAS

[1]  Ireneo de Lyon, Fragmento 34

New Advent Encyclopedia, http://www.newadvent.org/fathers/0134.htm
Early Church Fathers
http://www.ccel.org/print/schaff/anf01/ix.viii.xxxiv

[2]  Ireneo de Lyon, Contra las herejías 2, 22,4
Carlos Ignacio González, S.J., Ireneo de Lyon, Contra los herejes, Conferencia del Episcopado Mexicano, México 2000

[3]  Orígenes In Rom. Com. 5,9: EH 249
Johannes Quasten, Patrología I, Biblioteca de Autores Cristianos 206, Quita Edición, Madrid 1995, pág. 395

[4]  Orígenes, In Luc. hom. 14, 1.5
Enrique Contreras, El Bautismo, Selección de textos patrísticos, Editorial Patria Grande, Segunda Reimpresión, Buenos Aires 2005, pág. 41

[5]  Orígenes, In Luc. hom. 33, 5

Ibid pág. 43

[6]  Orígenes, In LevHom. 8,3
Johannes Quasten, Patrología I, Biblioteca de Autores Cristianos 206, Quita Edición, Madrid 1995, pág. 394

[7]  Hipólito, Tradición apostólica 20,21
Enrique Contreras, El Bautismo, Selección de textos patrísticos, Editorial Patria Grande, Segunda Reimpresión, Buenos Aires 2005, págs. 45,47

[9]  Cipriano de Cartago, A Fido sobre el bautismo de infantesCarta 58

Early Church Fathers,  http://www.ccel.org/print/schaff/anf05/iv.iv.lviii
New Advent Encyclopedia, http://www.newadvent.org/fathers/050658.htm

[10]  Gregorio Nacianceno, Sermón 40,11-17 (sobre el santo bautismo)
Carlos Etchevarne, El bautismo según los padres griegos, Adaptación Pedagógica:,Bach. Teol., pág. 14, 16-17
Early Church Fathers,  
http://www.ccel.org/print/schaff/npnf207/iii.xxiii
New Advent Encyclopedia, http://www.newadvent.org/fathers/310240.htm

[11]  Gregorio Nacianceno, Sermón 40,26-27 (sobre el santo bautismo)

Carlos Etchevarne, El bautismo según los padres griegos, Adaptación Pedagógica:,Bach. Teol., págs. 22-23
Early Church Fathers,  
http://www.ccel.org/print/schaff/npnf207/iii.xxiii

New Advent Encyclopedia, http://www.newadvent.org/fathers/310240.htm

[12]  Juan Crisóstomo, Sermón a los neófitos, 1
Carlos Etchevarne, El bautismo según los padres griegos, Adaptación Pedagógica:,Bach. Teol., pág. 57

[13]  Basilio el Grande, Protríptico del Santo Bautismo, 1
Ibid pág. 4

[14]  II Concilio Milevis, 416 y XVI Concilio de Cartago, 418, aprobados por los papas San Inocencio I y San Zósimo, del Pecado Original y de la gracia, canon 2
Daniel Ruiz Bueno, DenzingerEl Magisterio de la Iglesia, Manual de Símbolos, Definiciones y Declaraciones de la Iglesia en materia de fe y costumbres, Editorial Herder 1963, D-102

[15] Agustín de Hipona, El Matrimonio y la concupiscencia, Libro I, XVIII, 20
Obras completas de San Agustín, Tomo XXXV, Biblioteca de Autores Cristianos 457, Madrid 1984, pág. 272-273

[16]  Agustín de Hipona, El Matrimonio y la concupiscencia, Libro I, XX, 22
Ibid pág. 276

[17]  Agustín de Hipona, El Matrimonio y la concupiscencia, Libro II, XI, 24
Ibid pág. 332

[18]  Para una historia más detallada del movimiento anabaptista puede consultar: Hubert Jedim, Manual de Historia de la Iglesia, Tomo V, Editorial Herder

[19] Martin Luther, Augewaehlte Werke, tomo V, editado por H. H. Borcherdty Georg Merz, Munich, Chr. Kaiser Verlag, 1962
Una traducción en español puede encontrarse en Internet en  
http://www.apologeticacatolica.org/Descargas/Folletos/Lutero_Contralashordasdecampesinos.pdf

[20]  Confesión de Augsburgo 1530 Artículo 9 (Iglesias Luteranas)

[21]  Confesión de Westminster 28.IV (Iglesias reformadas)

[22]  Catecismo de Heidelberg, pregunta 74 (Iglesias reformadas)

[23]  Confesión Helvética (Antigua confesión protestante de 1566)

[24]   Confesión Reformada de los Países Bajos y de varias iglesias reformadas actuales, año 1619 Artículo 34
Biblioteca de la Iglesia Reformada,  http://www.iglesiareformada.com/Confesion_Belgica.html    

[25]  Los 39 Artículos de la religión, (Confesión doctrinal histórica de la Iglesia Anglicana) Capítulo 27

http://www.iglesiareformada.com/39_Articulos.html

[26] Está disponible en la Biblioteca de la Iglesia reformada en:

http://www.iglesiareformada.com/Calvino_Institucion_4_16.html

________________________________________

Anuncios

“Sola Fide” en los Padres Primitivos: Una respuesta a Michael Horton

“El “Sola Fide” en los Padres Primitivos: una respuesta a Michael Horton”

El pastor Michael Horton es un destacado líder entre los cristianos reformados. Su posición es que la ortodoxia oriental y la fe reformada son  incompatibles, porque la Reforma es el cedazo de todo lo malo de la Iglesia institucionalizada, y la Ortodoxia, junto con el legado patrístico, están en menor o mayor grado contaminados.
En su escrito: “Tres puntos de vista sobre la ortodoxia oriental y el evangelicalismo” (http://www.zondervan.com/three-views-on-eastern-orthodoxy-and-evangelicalism) Horton asegura que la Otodoxia es un alejamiento de la fe genuina rescatada en la Reforma Protestante.

Horton divide su ensayo en dos partes: Creencias centrales; Rango de Acuerdos y Rango de Desacuerdos.

  1. Justificación por la fe

El Pastor Horton identifica la diferencia central para ser principio material del protestantismo en: la justificación por gracia mediante la sola fe en Cristo, (p 128)

Para Horton el principio de sola fide es tan importante que cualquier moderación de este principio es equivalente a la apostasía. El escribe:

“Cualquier punto de vista que niega que la única base para la aceptación divina de los pecadores es la justicia de Cristo y que el único medio de recibir esa justicia es la imputación mediante la fe sin obras es una negación del evangelio (p 137;. énfasis añadido).

La respuesta ortodoxa a la posición de Horton es de cuatro tipos: (1) afirmamos la justificación por la fe, (2) negamos la justificación por la fe sola (sola fide), (3) desde el punto de vista histórico la Sola fide es una novedad doctrinal, algo nunca enseñado por los Padres de la Iglesia, y (4) al hacer la sola fide la prueba de fuego del Evangelio, ha introducido un elemento de división en el cristianismo.

La Afirmación Ortodoxa de la justificación por la fe

La Confesión de Dositeo (1672) representa la respuesta oficial de la Iglesia ortodoxa a la teología reformada.  En ella encontramos amplias pruebas de la creencia de la Iglesia Ortodoxa en la justificación por medio de la fe en Cristo. El Decreto VIII contiene una descripción de la muerte salvífica de Cristo en la Cruz que cualquier Evangélico asentiría y afirmaría. Dice así:

“Creemos que nuestro Señor Jesucristo es el único mediador, que se ha dado en rescate por el mundo. Haciendo una reconciliación entre Dios y el hombre por medio de su propia sangre. Él es nuestro abogado y la propiciación por nuestros pecados. ( Leith pp. 490-491).

Que la Iglesia Ortodoxa enseña la justificación por la fe es algo muy claro. En el Decreto IX dice:

“No creemos que nadie sea salvo sin fe.  Y por fe entendemos la noción correcta acerca de Dios y de las cosas divinas, la cual, trabajando por amor, es decir, observando los mandamientos divinos, nos justifica con Cristo; y sin esta fe, que obra por el amor, es imposible agradar a Dios (Leith p. 491).

El rechazo de la Iglesia Ortodoxa del dogma “Sola Fe”

La Confesión de Dositeo también deja claro, que la “Sola Fide” no puede formar parte del legado histórico doctrinal de la Iglesia:

“Creemos que un hombre no puede ser justificado por la fe sola, sino por la fe que obra a través del amor” (Decreto XIII, Leith p. 496-497).

Esto es consistente con la Escritura.  En ninguna parte la Escritura enseña la justificación por la “fe sola”. Enseña la justificación por la fe, más no una fe abstracta, sino trabada en buenas obras. El único lugar en las Escrituras que tiene la frase: “la fe” (πιστεως μονον) es Santiago 2:24, o su equivalente: “la fe sin obras” (η Πιστις Χωρις Των εργων) en Santiago 2:20 o 2:26, o “fe sola” (η πιστις Καθ εαυτην) en Santiago 2:17.

La Epístola de Santiago es muy pertinente a la controversia sola fide porque habla directamente sobre la cuestión, diciendo: Porque la fe de Dios sin obras es “muerta” (2:17), “inútil” (2:20), o “como un cuerpo sin espíritu” (2:26).

Cuando leemos a Romanos y a Gálatas, debemos tener en cuenta que en la mayoría de los casos que se habla de las “obras” se refieren a las buenas acciones ordenadas por la Torá Judía. Pablo no se refería a buenas obras que nos ganaran mérito ante Dios; Esta comprensión medieval de las buenas acciones es ajena al cristianismo del primer siglo.   Cuando Pablo escribió acerca de la rectitud en Romanos y Gálatas, él tenía en mente la justicia de la alianza. La Iglesia Ortodoxa ofrece la siguiente explicación:

“Justificados por la fe en Dios, es ser llevados a una relación nueva, en un pacto con él.  Mientras Israel estaba bajo el antiguo pacto, en el cual la salvación vino a través de la fe como revelada en la ley, la Iglesia está bajo el nuevo pacto.  La salvación viene a través de la fe en Cristo, que cumple la ley.   ( “Justificación por la fe” en el   Estudio de la Biblia ortodoxa, p. 1259)

El significado etimologico de “justicia” es “relación correcta”. El principal problema que enfrentaba la Iglesia primitiva era si se podía tener una “relación correcta” con Dios aparte de la Torá Judía. En otras palabras, ¿podrían los gentiles tener una relación o un pacto correcto, justo sobre la base de la fe en Jesús como el Cristo?   Los judaizantes respondieron negativamente; Pablo respondió afirmativamente.

Esto es lo que enseñaban los Padres, por ejemplo, vemos lo que afirma Hipolito de Roma:

Y de igual manera, los gentiles por la fe en Cristo, preparan para ellos la vida eterna a través de buenas obras  (San Hipólito, Comentarios sobre proverbios
Traducido desde Commentary on Proverbs; ANF, Vol. V, 174

http://www.ccel.org/print/schaff/anf05/iii.iv.i.vi.i)

O Este comentario alusivo a la fe de Orígenes:

Que nadie piense que alguien que tiene fe suficiente para estar justificado y tener gloria ante Dios, puede al mismo tiempo tener maldad viviendo en él. Porque la fe no puede coexistir con la incredulidad, ni la justicia con la maldad, como la luz y las tinieblas no pueden vivir juntas. Es necesario tener fe, y actuar en consecuencia a ella”. (Orígenes, Comentario sobre Romanos 4:2
Traducida desde Commentary on Romans [4:2]; Bray, 109-110 The Church Fathers, Dave Armstrong, pág. 137)

La “Sola Fide” desde un punto de vista histórico

Probablemente lo que molesta más a Horton como a muchos evangelicos y protestantes, es que no hay evidencia histórica que admita esa suposición. (sola fe)  La justificación no era una cuestión teológica en la tradición pre-agustiniana (McGrath 1986a: 19).   Alister McGrath en su magistral obra Iustitia Dei: Una historia de la doctrina cristiana de la Justificación menciona que durante los trescientos cincuenta primeros años de la enseñanza de la Iglesia sobre el tema de la  justificación, había una “incipiente y mal definida” teología (ver McGrath 1986a: 23). Observa que había una variedad de teorías de la economía de la salvación en la iglesia primitiva, pero nunca se enseñó el sola fide

Si el pastor Horton o algún evangélico desea disputar estas observaciones todo lo que tiene que hacer es proporcionar evidencia de los Padres de la Iglesia o los consejos de apoyo a la sola fide desde el contexto histórico. Y dejar de confundir la creencia de los Padres en la justificación por la fe, a la petición de principio a la sola fe.

La creencia de los Padres es unanime, ninguno de ellos sostuvo el “Sola fe”:

CIRILO DE JERUSALEN

Lo propio de Dios es plantar y regar; pero a ti te corresponde aportar el fruto. Por ello, no desprecies la gracia de Dios: guárdala piadosamente cuando la recibas y haz abundantes obras que la revelen” (Cirilo de Jerusalén, Catequesis I,4
Tomado de http://www.mercaba.org/tesoro/CIRILO_J/Cirilo_03.htm

JUAN CRISOSTOMO

Aunque el hombre crea debidamente en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, sino lleva una vida recta su fe no le valdrá nada para su salvación. No piense el tal, que porque habéis creído, sera esto suficiente para su salvación, a menos que exhiba una conducta intachable” ( Homilía XXIII on Corinthians NPNF1: Vol. XII, p. 133
http://www.ccel.org/print/schaff/npnf112/iv.xxiv)

JUSTINO MARTIR

cada uno camina, según el mérito de sus acciones, al castigo o a la salvación eterna” (Justino Mártir, Primera Apología 12,1-2
Tomado de Padres Apologetas Griegos, 2da edición, Daniel Ruiz Bueno, BAC 116, pág. 191-192)

CLEMENTE

sólo el que en espíritu de humildad y perseverante modestia cumpliere sin volver atrás las justificaciones y mandamientos dados por Dios, solo ése será ordenado y escogido en el número de los que se salvan por medio de Jesucristo… /Clemente a los Corintios LVIII,2
Ibid. pág. 231
)

GREGORIO

La fe sin las obras de justicia no son suficientes para la salvación, ni tampoco sin embargo, es justo vivir seguro en si mismo para la salvación, si se separa de la fe” (Gregorio de Nisa, Homilías sobre el Eclesiastés 8
Traducido de The Faith of the Early Fathers, Vol II, William A. Jurgens, pág. 45-46)

AMBROSIO

“En el día del juicio nuestras obras nos socorrerán o nos hundirán a la profundidad con el peso de una piedra de molino…” (Ambrosio, Carta II, a Constancio, un obispo
Traducida desde The Church Fathers Were Catholic, Dave Armstrong, pág. 144)

“Las Sagradas Escrituras dicen que la vida eterna se basa en el conocimiento de las cosas divinas y en el fruto de buenas obras. El Evangelio es testigo de ambas de estas sentencias”. (Ambrosio, Carta II, a Constancio, un obispo
Traducida desde The Church Fathers Were Catholic, Dave Armstrong, pág. 144)

AGUSTIN

“Ahora, si el malvado fuera salvado por el fuego a cuenta de solamente su fe, y si esta fue la forma en que el pasaje del bienaventurado Pablo debería ser entendido –“Pero él mismo será salvado, como por fuego”–entonces la fe sin obras sería suficiente para salvarse. Pero entonces lo que el apóstol Santiago dice sería falso. Y también falso sería otra frase del mismo Pablo: “No se equivoquen”, dice, “ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni ladrones, ni los codiciosos, ni borrachos, ni los ultrajadores, ni extorsionadores, heredarán el reino de Dios” (Agustín de Hipona, Manual de fe, esperanza y caridad XVIII,3 Traducido de Enchiridion of Faith, Hope, and Love, Chapter XVIII, paragraph 3; NPNF 1, Vol. III
http://www.ccel.org/print/augustine/enchiridion/chapter18)

La fe sin buenas obras no es suficiente para la salvación

Personas poco inteligentes, sin embargo, con respecto a las palabras del apóstol: «pensamos que el hombre es justificado por la fe, sin las obras de la ley» han pensado que quiere decir que la fe es suficiente para un hombre, incluso cuando lleva una mala vida, sin buenas obras. Imposible es que tal persona debiera juzgarse recipiente de la elección por el apóstol, quien, después de declarar que en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión; sino la fe que obra por la caridad. Es esa la fe infiel a Dios de los demonios impuros, -que incluso «creen y tiemblan», como dice el apóstol Santiago. Por tanto, ellos no poseen la fe por la que el hombre vive, – la fe que actúa por el caridad en tal sabiduría, que Dios la recompensa de acuerdo a sus obras con la vida eterna. Pero en la medida en que tenemos nuestras buenas obras de Dios, de quien también proviene de nuestra fe y nuestro amor, por lo que el mismo gran maestro de los gentiles ha designado a la vida eterna como un regalo de Su gracia.

Y de aquí nace otro problema de no poca importancia, que, con la gracia de Dios, hemos de resolver. Si la vida eterna se da a las buenas obras, como con toda claridad lo dice la Escritura: Porque el Hijo del Hombre. . .pagará a cada uno conforme a sus obras, ¿cómo puede ser gracia la vida eterna, si la gracia no se da por obras, sino gratis, de acuerdo con el Apóstol: Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda? Y en otro lugar: Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia y a continuación: Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. ¿Cómo, pues, será gracia la vida eterna, si a las obras responde? ¿O es que quizá no llama gracia el Apóstol a la vida eterna? Es más: tan claramente lo dice, que es de todo punto innegable. Y no es que requiera esta cuestión un ingenio agudo. Basta sólo un oyente atento. Porque cuando dijo: Porque la paga del pecado es muerte, en seguida añadió: mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Este problema, a mi parecer, sólo puede resolverse entendiendo que nuestras buenas obras, a las que se da la vida eterna, pertenecen también a la gracia de Dios, toda vez que nuestro Señor Jesucristo dice: Sin mí nada podéis hacer. Y el mismo Apóstol, al decir: Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras para que nadie se gloríe, vio que los hombres podrían entender como no necesarias las obras y bastar sólo la fe, como también que los hombres podrían gloriarse por sus buenas obras, cual si a sí mismos se bastaran para realizarlas; y por eso añadió: porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales preparó de antemano para que anduviésemos en ellas“. (Agustín de Hipona, Sobre la gracia y el libre http://www.ccel.org/print/schaff/npnf105/xix.iv.xviii
http://www.ccel.org/print/schaff/npnf105/xix.iv.xix
http://www.ccel.org/print/schaff/npnf105/xix.iv.xx
http://www.newadvent.org/fathers/1510.htm)

DIFERENCIAS PARADIGMATICAS

La diferencia de opinión entre los ortodoxos y el protestantismo puede atribuirse a la diferente trayectoria histórica de sus respectivas teologías. El Oriente Bizantino nunca experimentó una controversia similar a la del Pelagianismo en el Occidente Latino.  Es importante tener en cuenta que Anselmo de Canterbury Cur Deus Homo introdujo un fuerte énfasis forense para el cristianismo occidental.  Este influyente paradigma fue publicado en 1097, después del Gran Cisma de 1054.  Luego tuvo lugar una amplia y profunda discusión acerca de la soteriología en el período medieval, que daría como resultado que el cristianismo occidental se alejara más de sus raíces patrísticas.   (Véase el capítulo 3 “El plan de salvación” en Pelikan El crecimiento de la teología medieval , Vol. 3) Fundamental fue el debate sobre meritum de condigno (un acto que era digno de aceptación divina) frente meritum de congruo (un acto que fue aceptada por la mera generosidad de Dios) (Véase de Oberman La cosecha de Teología medieval 1963: 471-472 , 42 – 44). De estas amplias discusiones surgiría el telón de fondo del distintivo  soteriologico del protestantismo. Y Por supuesto, traia ya de “Facto” el desprecio del legado histórico, y continuaría con el, hasta nuestros días.

La lectura de Horton de Romanos se basa en la suposición de que Pablo estaba escribiendo sobre la justificación como libertad de las buenas obras, no en un sentido más estrecho de libertad de la ley ceremonial judía (McGrath 1986a: 22) Esto es justamente (aunque en otros términos) lo que actualmente Wright y Sanders están tratando de comunicar.

La complejidad para la mente del protestante común, estriba en el hecho de que se utilizan términos familiares para designar creencias. Por ejemplo; “la iglesia”, “Evangelio”,  “gracia”, “Escrituras”, etcétera. El evangelico de hoy, aunque usa estos términos, no se percata que los usa en conceptos o formas irreconocibles por sus predecesores históricos.  (1984: 128 ).   Alister McGrath hace las siguientes observaciones sobre la naturaleza novedosa de la comprensión protestante de la justificación:

La descripción más precisa de la doctrina de la justificación asociado con las iglesias luterana y reformada a partir de 1530 es que representan una forma radicalmente nueva de interpretación del concepto paulino de ‘justicia imputada’ conjunto dentro de un marco soteriológico agustiniano (McGrath 1986b: 2, énfasis añadido).

La comprensión protestante de la naturaleza de la justificación representa un “novum teológicum”, Por lo tanto, es de considerable importancia apreciar que el criterio empleado en el siglo XVI para determinar si una doctrina en particular de la justificación era protestante era si la justificación se entendía forense  (1986a: 184; cursiva en el original).

Por lo tanto, una importante razón por la cual existe una brecha tan grande en la comprensión entre la tradición reformada y la ortodoxia oriental es el hecho de que la ortodoxia permaneció cerca de las raíces patrísticas, mientras la comprensión protestante del Evangelio refleja la considerable evolución teológica que tuvo lugar en el oeste medieval Católico y hasta el día de hoy.

Los Reformadores protestantes creían que habían recuperado el Evangelio, pero lo que hicieron en realidad fue convertir una  buena intención en un dogma: “Sola fide”  Es una novedad, ya que ninguno de los Padres de la Iglesia enseñó sola fide; Y es un dogma que los reformadores  usaron como una prueba decisiva para determinar si la teología de uno es o no auténticamente cristiana. Sin embargo, para los ortodoxos los dogmas deben estar arraigados en la enseñanza apostólica y aceptados por el consenso patrístico o afirmados por un Concilio Ecuménico. Los Reformadores no tenían ninguna de las tres anclas. El “sola fide” no fue enseñado por ningún apóstol, ni desarrollado y aceptado unánimemente por ningún padre primitivo, ni aceptado en algún concilio ecuménico, esto último era imposible, ya que los Reformadores rompieron con la Unidad de la Iglesia occidental.  Lo que Horton y los Reformistas han hecho, es elevar una interpretación novedosa de la soteriología agustiniana a un dogma fundamental como la Trinidad y al convertirla en una prueba decisiva para la fe autentica se desconectaron de la iglesia primitiva.

CONCLUSION

“CREO OBRANDO”.

¿UNA NUEVA REFORMA PROTESTANTE?

EL INICIO

Según que se comparta o no su doctrina, Lutero es un apóstol o como mínimo un profeta o un santo para unos, y para otros un hereje y una piltrafa. Destructor de un sinfín de cosas, este hombre de intensas y enérgicas convicciones representa, con su concepción del hombre como individuo aislado de Dios, de la historia y del mundo, uno de los pilares sobre los que se apoya la Edad Moderna. Iniciador de la Reforma, rechazó la autoridad del papa y debilitó el poder de la Iglesia en Europa, que hasta el dia de hoy, jamás se recuperó.  La abolición del purgatorio, de donde las almas eran liberadas con misas, el rechazo de la doctrina de las indulgencias, que mermaría de manera considerable los ingresos del papa, y, sobre todo, la doctrina de la predestinación, que independiza el alma de la acción de los clérigos después de la muerte, nos obligan a presentar la Reforma Protestante como una gran revolución de las naciones menos civilizadas contra el dominio intelectual de Roma. Nos obligan a verla como una guerra especifica contra una institución inmoral, y que partiendo de ello y del hartazgo de las personas, terminó siendo el inicio de un nuevo modelo economico, espiritual e intelectual, y lo lleva a uno a replantearse las palabras de C.S. Lewis: “La Reforma era necesaria, la division no”. ¿es así?

Lo que es cierto, es que; pronto el caracter reformador se transformo en rebaños autoctonos y distanciados de la luz espiritual unos de otros. Lutero y su iglesia nacional Alemana, Calvino y su protoburguesia capitalista y teocratica, Mennon simons y su amor al proletariado etc. Hasta llevar a lo que somos hoy en su marco general, casi 500 años despues: un conglomerado de personas que han reemplazado el estudio bíblico con la psicología popular, el evangelismo con los servicios sociales, la fe religiosa con las causas políticas, la vocacion divina con los titulos de seminario; el liderazgo por consejeros psicologicos  y a Dios con el hombre. En las palabras de William Willimon, “la apertura indiscriminada hacia nuevas ideologías ha traído consigo una crisis de identidad en el protestantismo”. Muchas iglesias históricas han perdido el sentido de una comunidad definida, con una fe religiosa definida y con un estilo de vida definido.

 

¿PROTESTANTISMO?

 

Debo empezar diciendo que en el sentido extricto de la palabra, muy pocos de los que se denominan asi mismos “protestantes” viven bajo los principios e ideales de la Reforma. La gran mayoria asocia la etiqueta “protestante” con un sentido meramente “anti-catolico” y nada más.  Muchos de los reformadores originales pondría en duda si los evangélicos presentes en día son protestantes o incluso cristianos. Martín Lutero por ejemplo, aborrecía la idea de rechazar el bautismo de niños; y creía fuertemente en la presencia real del cuerpo y la sangre de Cristo en la Cena del Señor. Lutero esperaba que los cristianos rezaran el Credo diariamente e hicieran la señal de la Cruz en su devoción por la mañana. El era un ferviente devoto de la Virgen Maria, y su vocacion habia sido ofrecida a Santa Ana.

Juan Calvino condenó enérgicamente a aquellos que sostenian que la Santa Cena era un “símbolo desnudo” y condenaba a quien rechazara la perpetua virginidad de Maria. (cosa que todo evanelico promedio rechaza) Me di cuenta de todo esto cuando fui más allá de las publicaciones evangélicas populares y empecé a leer profundamente sore la vida, creencias y pensamientos de los reformadores. La discrepancia que existe en el día moderno entre el evangelicalismo y la Reforma original, hizo que me preguntara: ¿Son protestantes los evangelicos de hoy? Un ejemplo de esto, es que las Asambleas de Dios, que es una de las denominaciones pentecostales mas grandes del mundo, se denomina asi mismo “protestante”; a lo que valdria hacer la pregunta ¿lo son? ¿en que consiste dicho protestantismo? Si se toma un enfoque rigurosamente teológico, se  puede concluir por ejemplo que los pentecostales ya no entran dentro de esa definicion. A menos claro que al decir “prtotestante” nos estemos refiriendo a “no catolico romano”  a lo cual me surge otra pregunta ¿tiene algo de bueno no ser catolico romano y estar dentro del circulo del evangelicalismo actual?

 

¿UNA NUEVA REFORMA?

 

En America Latina, grupos de tinte calvinista, han estado haciendo un fuerte proselitismo hacia el interior  de las diferentes denominaciones cristianas, llamandolos a una “Nueva Reforma” que entre otras cosas insisten, debe destacarse por el estudio de las Escrituras y el amor a las llamadas “doctrinas de la gracia”

A lo cual me surge una duda, Si algunos pastores en America Latina están llamando a los Evangélicos a regresar a sus raíces “reformadas” entonces es legitimo preguntarse: ¿por qué no los llaman entonces a unirse a los cuerpos de la iglesia con los vínculos más directos y cercanos con la Reforma original?; las denominaciones tradicionales e historicas. La respuesta es muy sencilla, ¡porque en el dia de hoy nadie es protestante segun el sentido extricto de la palabra! y dicha etiqueta, es un mero cliche que evoca ciertas y loables intenciones, pero que sus promotores no es tan dispuestos a vivir. ¿Porque no llaman a los evangelicos a unirse a las lineas directas del protestantismo historico? La respuesta es: porque para la mayor parte de la línea principal, las denominaciones protestantes se han convertido en apóstatas. Muchos liberales de la línea principal niegan la inspiración divina de la Escritura, la divinidad de Cristo, e incluso su resurrección corporal. Algunas lineas han vuelto a Roma, abrazan las ideologias de genero, y otras muchas cosa que ni siquiera vale la pena nombrar. Muchos protestantes han abandonado sus credos y confesiones y han abrazado un grado de pragmatismo que es de temer. Uno tiene que preguntarse: ¿Por qué tantas de las denominaciones protestantes y seminarios han sucumbido al racionalismo anti-naturalista de la Ilustración europea? En términos militares, ser protestante en el dia de hoy, sería como un batallón asediado que opta por rendirse a las fuerzas enemigas. Ser protestante el dia de hoy, es igual de terrible que ser catolico romano segun mi punto de vista.

 

EVANGELICOS, LOS HIJOS DE LOS PROTESTANTES Y SU ABANDONO A LA TRADICIÓN

 

Los evangélicos son los vástagos de los protestantes conservadores que perdieron las guerras confesionales a principios del siglo XX. cuando la modernidad y la posmodernidad, hicieron que las lineas mas conservadoras se abrieran paso para no terminar cerrando sus iglesias, lo cual incluyo hacer cambios en su practica, que permitieron seguir teniendo un leve respiro, pero perdiendo la esencia que los distinguia. Ahora han quedado los hijos de los protestantes enfrentandose al inicio del llamadoposmodernismo” y vemos que ya esta teniendo sus consecuencias, dejando solo un puñado de iglesias en el cual refugiarse, seminarios en los cuales confiar, y una raquitica y nula identidad que sigue dando batalla, y que consiste basicamente en el enfasis de la vida devocional, de santidad y avivamiento.  

Mi pesimismo se basa en lo que llamo por defecto “caos genetico del protestantismo”. (que puede leer aqui mismo) que no es mas que el abandono de la Tradicion como medio hermeneutico para mantener la unidad  y por tanto la identidad. A falta de una base estable como la Tradición, se da lugar a múltiples lecturas de la Escritura. Esto da una teología “protestante” tan variada que ha tenido como reultado el surgimiento de miles de denominaciones al dia de hoy. Lo cual en si mismo nos uestra la incoherencia teológica.

Las implicaciones para el futuro del “protestantismo” evangelico son preocupantes.ya que el evangelicalismo sigue cada dia mutando y adaptandose a la sociedad post-moderna Americana /Occidental, mientras queda cada vez mas ajena a su herencia de la Reforma. 

 

EL FUTURO DEL PROTESTANTISMO

 

“El futuro del protestantismo” es parte de una conversación en curso que tiene lugar entre aquellos preocupados por el futuro del cristianismo en América o en la Cultura Occidental. Esta conversación tiene que ser continua y también ampliada. Una gama más amplia de la gente tiene que ser puesta en la conversación. Tiene que ser llevado al pulpito y pagar el precio de lo que implica hablarlo. “El futuro del protestantismo”se encuentra en los excluidos, en las denominaciones que han sido relegadas, en los cristianos que son nobles y humildes pero que no poseen el titulo de Oxford. Es sobre ellos sobre los que se debe volver a plantear las siguientes e inmediatas resoluciones:

1-Volver a la Escritura “Prima Inter Pares” y no “Sola” para que la Tradicion y legado historico de nuestra fe, norme nuestra exegesis, y asi pueda volver a resurgir una unidad espiritual teologica.

2- Destacar no solo la Reforma Protestante como el hecho a idealizar como pueblo cristiano, sino todo el rico legado de nuestra fe, partiendo de Jerusalen, hasta el año en curso. Lo cual implica no demeritar al catolicismo romano a priori, sino comprender que nuestra historia tambien existe detras de las murallas de roma, aunque no somos romanos, pues la Iglesia mistica como decia Calvino es aquella que por la fe en el Señor Jesucristo vive en derredor del mundo.

¿Porque no me considero protestante?

Mi fe esta anclada al legado historico sobre el cual el Espiritu de Dios ha obrado por mas de 2000 años. Encuentro riqueza en la expresión protestante que alzó la voz contra la inmoralidad, mas no en la division que satisfacia el ego de cada uno de los reformadores. La Reforma Protestante surgió en un contexto especifico, y el Espiritu bendijo ese movimiento, más él no parece estar bendiciendolo ahora con más de 30.000 denominaciones, lo cual nos dice que si hemos de idealizar la reforma, debemos tener cuidado a cuales areas consideramos loables.

Escribí hace tiempo la terrible manera de proceder de Lutero, su inmoralidad, odio y locura y pienso: “yo no me bebere la copa completa de ese legado”.

 

¿Salvo Una Vez, Salvo Para Siempre?

EL PROBLEMA DE LA APOSTASIA EN EL CALVINISMO

 

Cuando los remostrantes sugirieron en su postulado la posibilidad de caída y pérdida de la salvación, no estaban recurriendo a un vago pensamiento que se les ocurrió sobre la marcha, sino que estaban apelando a la evidencia histórica, al consenso general de los Padres Primitivos, Padres de la Iglesia, cristianos devotos y al consejo biblico. Esta sugerencia encontraba fuerza en las claras admoniciones contra la apostasia, admoniciones por las cuales Dios advierte a los creyentes de cuidarse e infieren fuertemente que la salvación puede perderse.

Hoy, se cree, o se pretende hacer creer, que dicha postura fue un invento tendencioso con fines específicos. Cabe mencionar que aquellos que estaban postulando dicho pensamiento lo estaban haciendo presos del estado, condenados, y con amenzas de muerte; fueron desterrados, no había ganancias deshonestas de por medio. Dichas posturas se desarrollaron a un contra el miedo a la muerte y no es por otra cosa más a que por la misma que Finney lo hizo. Dicho pensamiento cortaba los móviles que procuraban la santidad, la vida práctica y el evangelismo y hacían a Dios autor del pecado

La apostasia supone un problema para la perseverancia incondicional, ya que ningún Apóstol la vio con los lentes calvinistas. Así lo demuestra la triste historia del «Quo vadis» de Pedro y sus implicaciones. Me quedo con ello. Lo que el texto trata de demostrar de la manera más sencilla, era la terrible seriedad de apostatar amando más la vida que a Cristo mismo.
El autor de Hebreos dice a continuación una cosa terrible: «Los que cometen apostasía crucifican a Cristo otra vez» (Hebreos 6:4-8) Este es el tema de la gran leyenda de Quo vadis. Nos cuenta que la persecución de Nerón sorprendió a Pedro en Roma, y le falló el valor. Iba bajando la Vía Apia para escapar con vida, cuando, de pronto, se encontró con una figura en el camino.
Era Jesús mismo. «¿Quo vadis, Domine? -preguntó Pedro. Y Jesús contestó: «Vuelvo a Roma para ser crucificado otra vez; esta vez en tu lugar.» Y Pedro, a quien la vergüenza le devolvió el valor, se dio la vuelta y se dirigió a Roma para morir como mártir.

No existe apostasia donde no hay verdad, pues el abandono deliberado de la verdad es lo que hace de tal cuestión la gravedad del asunto. Nuestros amigos calvinistas, aseguran que el hombre está muerto, y después lo acusan de apostatar. ¿Cómo puede un muerto estar muerto y apostatar a la vez? Tales contradicciones no pertenecen a la sana razón y solo minan el camino de los fieles, que con corazón sincero obran con fervor, perseverando hasta el final para no deslizar.
Después arguyen: «Pero, si decimos que nosotros estamos perseverando en nuestras obras, le robaremos la Gloria a nuestro Dios». Tal preocupación es noble, pero no debe violar pretenciosamente la conciencia de manera que cercene los móviles que motiven nuestra santidad. Las obras que realizamos, son exteriorizaciones de nuestra fe. Ninguno de nosotros obramos compitiendo por la Gloria de Dios ni pretendiendo robarla. Nuestras obras no son más que el resultado de nuestro temor reverente, sumisión y amor a nuestro Dios que nos amó primero. Nuestra fe sin duda es una fe que obra por el amor. Por lo tanto dicha preocupación es falsa, y solo es un candado con intenciones veladas tras si. Obramos por que se nos manda ser activos en nuestra Salvación. “lambano“(g2983 Strong) es la palabra usada por el Apostol Juan para llamarnos a “Tomar” a Cristo, no en un sentido pasivo sino arrebatado, como una desesperación del alma por mantenerse asido de él. Es esta desesperación por mantenernos asidos a él lo que fomenta con amor y temor reverente nuestra actitud de obrar poresta “salvación tan grande”

UNA PEQUEÑA SINTESIS

Por medio de ADVERTIR a los creyentes contra la apostasía, Dios se asegura de que NO COMETAN  apostasía, lo cual demuestra que PUEDEN cometerla. Por lo tanto los creyentes PUEDEN APOSTATAR, demostrando que son ellos y no los incredulos los que apostatan. Esta es una sintesis de lo que la Biblia parece mostrar, de lo que los Padres de la Iglesia y Primitivos parecieron ver y lo que millones de personas sin prejuicios ven claramente en los textos.
Si la voluntad del creyente está tan abrumada por la gracia de Dios, que él es en realidad incapaz de apostatar, entonces ¿por qué dar este tipo de advertencias en absoluto? Esto parece hacer superflua la Escritura o en el peor de los casos inaplicable para los creyentes. Por otro lado, si se trata de las advertencias que dan lugar a la perseverancia, entonces, no es cierto que el creyente es capaz de apostatar, incluso, aunque, debido a las advertencias él simplemente esta impedido a hacerlo. Siendo así, las advertencias pierden su razón de ser y no tienen ningun sentido, pues son una simple ilusión que en realidad no van dirigidas a nadie. ¿porque? porque el creyente no puede apostatar y el apostata nunca fué salvo (según el calvinismo) lo que nos deja ante un desconcierto ¿a quien van dirigidas las admoniciones?
Por otro lado (el que yo suscribo) parece ser que las advertencias Bíblicas crean los móviles para que la santidad sea una realidad practica y requerida, manteniendonos en un estado de alerta que nos lleva a estar prestos; velando para no caer. El hecho de que la salvación no se pierda, arranca estos moviles porque crea un vertigo irreal. A pesar de que la Palabra tiene advertencias contra su caida, el puede ignorarlas pues no caera. Eso obviamente es un fatalismo metafisico, una conlusión sacada de las premisas y no de la exegesis , una conclusión condecendiente con el calvinismo y no con la Bíblia que expresa una y otra vez las condiciones para mantenese asidos de Cristo.

ADVERTENCIAS APOSTÓLICAS Y PRIMITIVAS CONTRA LA APOSTASÍA

Las advertencias apostólicas y primitivas contra la apostasía suponen una dificultad para la doctrina clásica de la perseverancia de los santos, ya sea porque las advertencias parecen superfluas o porque parece posible para el creyente caer después de todo, en los dos sentidos estas admoniciones son un problema que debe ser enfrentado. Aqui la muestra que aquellos hombres sabios y cercanos a los apostoles, interpretaron la Escritura sin el lente calvinista (que por obvias razones no existia) y he aqui sus conclusiones:

Iréneo, dicipulo de Policarpo, discípulo del apóstol Juan escribió: “Cristo no volverá a morir por aquellos que cometen pecado, pues la muerte no se enseñorea mas de Él…. Por eso no debemos jactarnos, eso si debemos cuidarnos para no dejar de alcanzar el perdón de pecados y seamos excluidos de su reino. Esto pudiese llegar a suceder aun si hubiésemos conocido a Cristo y hacemos lo que a el no le agrada.» (De su obra: Contra las herejías)

Tertuliano padre de la Iglesia y prolífico escritor y apologista escribió: «Hay personas que actúan como si Dios estuviese obligado a brindar sus dones aun aquellos que no son dignos de ellos, convierten la generosidad de Dios en esclavitud, por que después ¿no caen muchos de la gracia de Dios, no se les quita el don que habían recibido?» (De su obra Apologeticus pro Christianis)

Cipriano Padre de la Iglesia, Obispo de Cartago y mártir escribió: “Esta escrito, el que persevere hasta el fin será salvo, lo que precede al fin no es mas que un paso en la subida de la cumbre, de manera que el que deja de avanzar, termina deslizado y perdido. (De unitate eclesiae)

Ignacio de Antioquia discípulo de Pedro y Pablo escribió: “Debemos perseverar hasta el final, no basta solo la fe sino perseverar con ella para no deslizarnos”. (Carta a los Efesios 14:1-2)

Justino Mártir escribió: “Veo constantemente a aquellos que han creído, caer en la tentación y blasfemar del camino santo, perdiendo así su salvación por apartarse del camino de la fe y la obediencia”. (De su obra una exhortación dirigida a los griegos)

Clemente de Roma escribió: “La condición es que cumplamos todo cuanto el dice de sus designios irreprochables y nunca nos alejemos del camino de la verdad apostatando”. (Carta a los Corintios 35:4-8)

Parece ser claramente que los disicpulos de los apostoles (Que debieron aprender de ellos) entendian la apostasía como la extinción de la luz espiritual que el creyente tuvo y que le dejaba en la triste realidad de perder su salvación. Ante todo esto Calvino se enfrento y dijo:

 

“En cuanto a los doctores de la Iglesia, parece ser que ninguno de ellos comprende lo que es el pecado y lo debilitado de la razón por lo cual veo que ellos estan decididamente con los filosofos para que no se mofen de nuestra doctrina”. (Insitutos Capitulo 2 -La opinión de los filosofos- pg 67)

Rechazar todo el consenso de los Padre primitivos parece un poco atrevido, pero no para Calvino. De manera que la Iglesia estuvo errada ya desde el Segundo Siglo en la interpretación de la Escritura y aquellos discipulos de los Apostoles como Policarpo e Ireneo, estaban errados tambien. Eso es demasiado decir, por lo cual prefiero en este sentido por sanidad espiritual apartarme de Calvino y escuchar en el consenso la sabiduria de los antiguos.

UNA PERSEVERANCIA ENGAÑOSA

la perseverancia de los santos es la afirmacion o axioma dogmatico que asegura que los santos no caeran definitivamente de la Gracia sino que perseveraran incondicional y eficazmente hasta el final. Esta es la La “P” de tulipán, y sobre todo, algo que les encanta usar a los calvinistas como porra en contra del arminiano y otros no-calvinistas. esta fantasiosa verdad a medias que suele ser expresada asi: “Mi salvación es segura porque está enraizada en Dios, no en mi voluble “libre albedrío”, De hecho,  John Piper hace la pregunta “¿Cómo sabe usted que seguirá siendo un creyente cuando se despierta por la mañana?” Y responde: “Dios se encargará de ello.” “Dios es quien lo mantiene a salvo”.
Por supuesto, Piper sólo es capaz de llegar a una respuesta tan simplista como esta al ignorar el gran número de personas que estan del lado calvinista creyendo firmemente ser del grupo de elegidos y al pasar de los años terminan en el mundo y sus pecados. La otra respuesta simplista que cierra el asunto es: “Ellos nunca fueron salvos”. Sin embargo, parece ser que la Biblia no aprueba tales reduccionismos y no resisten el escrutinio exegetico ni la menor prueba del texto, ya que todo ha de inferirse por premisas logicas que supeditan la exegesis a la interpretación que ellos tendenciosamente ven con los ojos del TULIP. Es por eso que en este escrito, me permitire como en otros demostrar la postura bíblica en cuanto a ello.

LAS DOS PREGUNTAS ELEMENTALES

Para tratar el tema, usare dos preguntas que me permitiran desarrollar mi pensamiento:
1-“¿Quienes son los apostatas?”  Y… 2-“¿Cómo sé que no soy uno?”.
A travéz de estas dos preguntas es facíl demostrar que la seguridad incondicional no resiste la prueba Bíblica.

Vamos a abordar la primera: ¿De dónde surgen los apóstatas?  ¿Cómo llegan a serlo? ¿Cómo se puede mostrar el verdadero amor, la verdadera alegría, la verdadera paz, etc, y en realidad nunca haberla tenido? estamos hablando de uno de los engaños mas terribles, pues todos los afectos, asentimientos, persepciones, inclinaciones, demostraciones y sacrificios son en realidad falsos de principio a fin!

Esta es una pregunta formulada y respondida por nada menos que el propio Juan Calvino (Institutos 3.2.11), y es brutalmente honesto en su respuesta. Él Se pregunta por qué la fe a veces parece que debe atribuirse a no elegidos, y reconoce que incluso en la vida diaria:

“La experiencia demuestra que los réprobos a veces se ven afectadoS por casi la misma sensación que los elegidos en cuanto a una convicción profunda de Cristo, DE MODO QUE INCLUSO EN SU PROPIO JUICIO NO HACEN NINGUNA DIFERENCIA EN NADA A LOS ELEGIDOS”. (enfasís añadido)(Institutos a la religión cristiana 3.2.11)

 Calvino afirma que los réprobos son a veces “afectados” (¿afectado por quién o qué?) de tal manera que incluso en su propio juicio, no hay ninguna diferencia entre ellos y los elegidos . En otras palabras, son tan afectados en sus afectos, en su pensamiento, en su voluntad y en su vida; que ellos creen que son elegidos. Su experiencia es, para ellos y otros, tan similar a la experiencia de la “verdad”  que es imposible distinguir la diferencia entre ellos y los “elegidos”
Esto es importante. abundare sobre esto más adelante. Por ahora, permitame seguir con la pregunta: ¿afectado por quién? ¿Dios? ¿Satánas? ¿ellos mismos? Calvino responde:

Por lo tanto, no es del todo absurdo la declaración del apóstol de que Cristo les permite el gusto de los dones celestiales y  la fe por un tiempo …” (Institutos 3.2.11)

Así Calvino asegura que la degustación de los dones celestiales es real, pero momentanea , y que Cristo mismo les atribuye “la fe por un tiempo a los reprobos” y despues explica:

… “Todo esto obra el Señor, para hacerlos más condenados e inexcusables, trabaja en sus mentes en la medida en que su bondad puede ser probada y degustada pero  sin darles el Espíritu de adopción.


En palabras claras: Cristo les engaña, otorgandoles una fe momentanea (que él mismo quitara) y permitiendoles degustar los dones celestiales para luego arrebatarselos. ¿porque Cristo hace esto? Para gloriarse en la reprobación y condenacion de ellos.

Estos individuos no elegidos en realidad no captan la fuerza de la gracia espiritual, ni poseen la luz ni seguridad de la fe, pero: ¿Cómo podrían? Cristo los ha privado de ello y jamás se los permitira. Sin embargo, con el fin de condenar aún más, Jesús “trabaja en sus mentes” para engañarlos haciéndoles creer que son elegidos. Y aquí la respuesta de Piper se viene por los suelos. Esta mañana me levante sintiendome elegido ¿pero que tal si solo estoy engañado? lo cual crea un vertigo terrible en cuanto a la naturaleza de la salvación.
Esto va mucho más allá de la típica interpretación calvinista de la longanimidad de Dios que simplemente castiga el pecado que el hombre comete. Aquí, Dios deliberadamente engaña a los no elegidos en la creencia de que son elegidos. Se les permite “degustar” de los dones espirituales, les da un poco de fe temporal. De hecho, él “trabaja en sus mentes” para hacerles creer que realmente están elegidos. ¿Y por qué lo hace? “Para hacerlos más condenados e inexcusables”.

Él (Calvino) se compremete tanto con su postura que termina aprobando las conclusiones logicas de la misma y no hay ningún indicio de que él se de cuenta de la disonancia cognitiva horrible que está mostrando, simplemente se esta dejando llevar hacia donde su logica lo lleve. “Para hacerlos más condenados e inexcusables” Dios deliberada e intencionalmente no llega a darles lo que necesitan, y luego los castiga por no haberlo tenido. Este juego macabro presenta a Dios sin ningun sentido de misericordia para personas que dan gracias por la salvación y mencionan el dulce nombre del Salvador. Sin embargo, TODO ES UN ENGAÑO.

Este es el calvinismo  oscuro, y revela la profunda oscura verdad que Dios le gusta engañar a la gente haciéndoles creer que son sus hijos, sólo para hacer su condenación y castigo en el  fuego eterno  mucho más satisfactorio y glorificante para él.

Todo calvinista se compromete con esta apreciación. En las palabras de McArthur en su comentario alusivo al texto de Hebreos 6 que dice:

...”Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio (Hebreos 6:4-8)

El dice: ..”Ellos recibieron la persepcion de la instrucción divina, pero solo en el area intelectual”. (Notas al pie de pagina de su Bíiblia comentada. pg 1758)

Lo dificil de explicar para él, ocurre unos versiculos adelante, cuando el escritor dice: “Vuelven a crucificar al Hijo de Dios exponiendolo a vituperio” Este “vuelven” supone un problema para él, por lo cual dice:

..”Ellos son rechazados, porque a pesar de haber TENIDO UNA REVELACION COMPLETA DE LA VERDAD no la aceptaron”. (Notas al pie de pagina -Comentario biblico- pg 1759)

Este dogma es forzar el texto a una conclusión a priori con el calvinismo. Este texto en realidad supone uno de los argumentos mas fuertes a favor de la apostasia en los creyentes. Por medio de advertir a los creyentes, Dios se asegura de que no cometan apostasia. Si no fuera así, las admoniciones no actuarian como causas eficientes y terminarian siendo mera utopia sin necesidad de ser dichas. Si el creyente esta tan abrumado por la gracia que en realidad es incapaz de apostatar ¿porque una y otra vez Dios reitera admoniciones advirtiendoles de la apostasia? ¿se autoengaña Dios? En todo sentido, el caracter de Dios es denigrado y se le vuelve obtuso, abstracto e incomprensible.

Al sostener todo el castillo de naipes, ellos tienen que ir a sus ultimas consecuencias en el. Ellos no pueden decir: “Bueno, Calvino simplemente se equivoco aquí.” Porque si el calvinismo es cierto, y en realidad no hay ningún error en cuanto a la perseverancia de los santos, sino que todo va de acuerdo a la voluntad de Dios decretiva … entonces, no hay ninguna manera de saber si en realidad estoy perseverando o engañado. El apóstata no podría haber llegado tan cerca de Dios si Dios no lo hubiera llevado, y él no pudo haber caído si Dios no lo hubiera engañado y dejado ir. Una vez más: Si la meticulosa providencia de Dios ( tal como lo expresa el calvinismo) es cierta, entonces Dios es quien crea al apóstata  con la intención de condenarlo y así glorificarse.

Asi que esto no causa más que un estremecimiento inductor de preguntas y respuestas fuera de comprensión.
Ahora, retomando la siguiente pregunta (una que anticipa Calvino y sin embargo  no proporciona una respuesta satisfactoria).

¿Cómo sé que no soy un apóstata?

“Supongamos que alguien objeta yo se que soy elegido por el espiritu de adopción.”
Sí. Usted puede decir eso en teoria y estar en lo cierto, eso es lo que enseña La Escritura, sin embargo, bajo la persepción calvinista, ese topico pierde su fuerza y de hecho se vuelve relativo, porque lo que usted llama “Espiritu de adopcion” puede ser una fe momentanea que Dios le quitara para glorificarse. Eso es exactamente mi objeción. ¿Qué tienes que decir al respecto? y preguntaria a Piper ¿sobre que base es real la perseverancia entonces de los santos? ¿lo ve? todo se reduce a un vertigo, la fe y confianza que usted deposita en Cristo es real para usted, pero puede no ser real eternamente y tarde que temprano Cristo la quitara. Usted dira “Cristo no la quitara” “Él es fiel” ¡asi es! pero ese pensamiento descansa sobre un convencimiento interno e intelectual de su parte, porque al final de cuentas Cristo tomo ya la decision desde la eternidad. La Biblia enseña todo lo contrario al respecto, asi que debe decidir a quien creer en este sentido.


Así que, ¿cómo sé que no soy un apóstata, en el esquema calvinista?

No lo sé. Podría tener toda la confianza en el mundo que soy un verdadero creyente. per sé, sin sombra de duda, que Dios es mi Padre y Salvador. Podría sentir el don de la adopción en mí tan firme y seguro que degustaria el don celestial y la iluminacion divina. Y entonces un día – (o una mañana, como postula John Piper) – Me podría despertar para descubrir que todo era una ilusión. Un día  despertare para encontrar que Jesús había “trabajado en mi mente”  haciendome pensar que era un elegido, y que todo el asunto – toda mi vida “cristiana” – no era más que una farsa para hacer que mi condenación le glorificara. Esta postura llega a causar un caos cuando es comprendida. Tuve un amigo que volvio a las drogas y al mundo de los placeres y recurrentemente decia: “tarde que temprano el Señor me volvera a él, yo soy un elegido”. ¿Ve la incongruencia? Ahora los moviles del arrepentimiento y areas naturales han sido cortados y se empieza a vivir una utopia

asi que puedo formular esta pregunta: ¿Tiene el calvinismo la garantía de la perseverancia incondicional?
¡Por supuesto no! Uno nunca puede estar realmente seguro de que son elegidos, porque Dios mismo parece ser que hace su negocio para engañar a la gente haciéndoles creer que son elegidos. Y de nuevo, no hay otra explicación para el calvinista que afirma una meticulosa providencia Divina, una vez que Dios decreto el numero de elegidos nada lo movera. Aquí, Calvino declara lo que es simple y brutalmente cierto tratando de ser coherente con su persepcion. Siga conmigo: “Si Dios en realidad es quien decreta desde la eternidad quien sera apostata, entonces tiene que tener un motivo. Este motivo no puede manchar el honor de Dios, asi que, Dios decreta quien sera apostata para la gloria de su nombre”. Estoy usando demasiados eufemismos y tecnicismos. Siga conmigo de nuevo: Dios crea personas y las engaña haciendoles creer que son elegidos para luego mostrarles que iran al infierno por pecadores. ¿Más claro?

¿puede el arminianismo ofrecer una mas confortable apresiacion en cuanto a la seguridad eterna?
Por supuesto que puede.
Dios ha prometido a través de la Biblia que él quiere que todos los hombres vengan a él, y que todo aquel que viene a él, no le hecha fuera. Su deseo es benevolente en cuanto al pecador, de manera que ruega a los hombres que se reconcilien con él con el fin de otorgarles por gracia la seguridad eterna.

Por lo tanto, todo lo que queda es la fe en la Palabra de Dios. Cada mañana que me levanto “hago firme mi vocación” “corro con paciencia la carrera de la fe” “Golpeo mi cuerpo” “me mantengo asido y firme en el Evangelio que he creido” “examino mi conducir para no pecar contra él” “Llevo los pensamientos cautivos a su obediencia” “No confio en la reprension de mi corazon” “Mantengo mi fe firme en Cristo y su caracter” etc. 

Dios nunca me engañara ni jugara con mi infimo razonamiento como prevé Calvino. Tenemos fe, y mientras seguimos en esa fe, nuestra perseverancia es absolutamente segura. Así que mientras permanezcamos en Cristo, él permanecerá en nosotros.


LA CONDICIONALIDAD DE LA SALVACIÓN EN LA BIBLIA

Antes de leer estos pasajes, tomate el tiempo de permitir que la Palabra te hable. No dejes que ningun asentimiento soteriologico te diga como interpretar en este momento, lee detenidamente y permite que el Espiritu que te fue dado te muestre lo relevante de estos textos:
*Rom. 11:17-24 …”No te ensoberbezcas, sino teme. Por que si Dios no perdono a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonara.

*I Cor. 9:27…”No sea que habiendo sido yo mismo heraldo para otros venga a ser eliminado”.

*Gal. 5:04…”De Cristo os desligasteis… De la gracia habéis caído”.

*Col. 1:23…”Si es que en verdad permanecen firmes y fundados en el Evangelio que habéis oído”.

*I Tim.1:19-20….”Manteniendo la fe.. La cual desecharon algunos y naufragaron”.

II Tim. 2:17-18….”Los cuales se desviaron de la verdad y trastornaron la fe de algunos”.

Stg. 5:19-20….” Si alguno se ha extraviado de la verdad y uno de vosotros lo hace volver…salvara de muerte un alma”.

Jn. 05:16…”Si alguno ve a su hermano cometer pecado que no es demuerte pedirá y Dios le dará vida. Hay pecado de muerte por lo cual yo no aconsejo orar”.

1 Cor 15:1-3 “Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano.

La Escritura nos muestra los elementos condicionales de nuestra salvación. La vida Eterna esta ligada en un puente moral a mi realidad terrenal, en donde debo echar mano de ella por los medios de gracia que poseo.

PREGUNTAS DE CONSIDERACIÓN

Edgar: dado que lo que el señor nos promete es vida eterna, como puede el creyente tener vida eterna y no tenerla? ¿La vida eterna no es eterna?

Veamos: la pregunta presupone a priori que la vida eterna es incondicional y que por ser eterna es ajena a cualquier influencia externa que se inmiscuya en este caminar del que la ha recibido. Si estamos tomando literalmente que la vida eterna es independiente de todo factor y que nada puede quitársela al que la tiene, entonces es valido suponer que todo lo que la Biblia dice de la santidad, es mera apariencia. Ambas suposiciones son validas por que ambas estarian partiendo de la palabra “incondicional” que por supuesto no esta en el texto. Por lo cual, debemos entender lo que la Bíblia intenta transmitirnos con la palabra “Eterna” un concepto ya de por si incomprensible dada nuestra futilidad en el tiempo. La eternidad esta inferida bajo patrones CONDICIONALES en la Escritura una y otra vez.

La Escritura nos enseña que la vida eterna se mantiene ligada al aspecto moral del creyente quien se aferra a ella y hecha mano de esa realidad. La vida eterna esta ligada a las consecuencias temporales de las acciones del hombre. La vida Eterna esta ligada a las decisiones y perseverancia del creyente. El aspecto moral crea un puente que se mantiene suspendido por la creencia correcta del Evangelio y se vuelve factible por la perseverancia del creyente y nos permite degustar la realidad de lo incomprensible “Vida Eterna”

1 Corintios 15:1 …”Les declaró el Evangelio que les he predicado, el cual RECIBISTEIS, en el cual PERSEVERAIS, por el cual así mismo SI RETENEIS, sois salvos. (enfasis añadido)

Es claro que el “si reteneis” muestra la condinalidad. Recibir, perseverar y retener, Implican la Eternidad como una línea presente que infiere cuidado, diligencia y atención.
Por lo tanto: ¿qué nos hace creer que alguien que no esta reteniendo ni perseverando tiene vida eterna? Antes bien el ha cortado ese puente que le garantizaba esa realidad.

Colosenses 1:3 …”Si es que en verdad permanecen fundados y firmes en la fe y sin moveros de dicha esperanza”.  Nuevamente el “Si es que en verdad” muestra la condicionalidad.

La Vida Eterna es eterna. Correcto, decir más no es sano. La vida eterna es mostrada en la Escritura con elementos condicionales a ella.

 

2-Edgar: La Biblia dice que Nada arrebatara de la mano de Cristo a los creyentes: ¿acaso Cristo es mentiroso?
La pregunta no es si el amor de Dios puede ser separado de un creyente por alguna obra o acción por parte del creyente; sabemos que eso es falso (Juan 6:37-40, 10:27-30; Romanos 8:1, 38-39; 1 Corintios 1:4-8; 1 Pedro 1:4-5). La verdadera pregunta es si el creyente puede o no rechazar la gracia de Dios después de la salvación y no ser salvo.Cristo dijo que nada los arrebatara de su mano.
Eso no significa que el creyente deba estar contra su voluntad en la mano de Cristo. Por eso la apostasia es la única manera en que el creyente puede caer.Edgar: Si la salvación se pierde por pecar entonces todos la perdemos cada momento, ya que ¿no pecamos cada momento? Entonces ¿pierdo mi salvación cada instante?

Esa es una falsa apreciacion de los reformados, que lejos de crear los móviles de santidad practica, los relega a una conmiseración vil. Creo que todo el asunto de la salvación gira en torno a esta apreciación del pecado.
Si el creyente peca todos los días, no hay una diferencia entre su antiguo estado y su nueva naturaleza. Es decir, la salvación no tiene un efecto verdadero, sino que son solo palabras zalameras contra su conciencia. Por otro lado; la Biblia enseña que somos santos, que esta naturaleza vil ha sido mitigada, que el pecado no se enseñorea de nosotros, que la carne esta muerta y que hay una nueva realidad en nosotros. El que es nacido de Dios no practica el pecado, tiene la simiente de Dios. Aunque tenemos esta naturaleza, no es mas nuestro estado, somos santos con una naturaleza propensa a pecar. Hay una gran diferencia entre decir soy un pecador y decir soy propenso a pecar. Ya que decir soy un pecador presupone que es su estado natural. El no puede ser santo y pecador. Ya que incurre en una contradicción de términos terrible. El es un santo, que si deja que su vieja naturaleza cobre fuerza caerá. El que crea estar firme. Mire que no caiga.
Esta falsa dicotomía, lejos de ayudar al creyente, lo relega a la miseria de la conmiseración donde piensa que lo natural es pecar y que aún pecando no habrá consecuencias eternas. Terrible, el pecado es algo abominable para el Señor y no hay excusa para cometerlo. Ahora bien, la Biblia nos habla de gracia suficiente para vencer al pecado y no tener excusa. Aún así, cuando el creyente peca tiene un abogado que le reconcilia con el Padre de manera que la paciencia de Dios es provista para él y él puede tomar un impulso y pelear.

 

CONCLUSION

Para aquellos que no están muy convencidos, permitame usar como conclusión final una analogia :

Escenario A: Mi amor por mi esposa se siente irresistiblemente causada por un interruptor que alguien más puso en mí y que mientras se mantenga en la posicion “On” todo estara bien. Sin embargo, debo saber que las clausulas de dicho interruptor incluyen que en cualquier momento mi diseñador podría darle la vuelta al interruptor a la posición “off” e inmediatamente e irresistiblemente me haria dejar de amar a mi esposa.

Escenario B: Mi amor por mi esposa es el resultado de mi reconocimiento de su belleza de sus atributos y su amor por mi, de manera que propongo para no dejar de amarla; un compromiso y dedicación a su amor, que intento y renuevo diariamente.

¿En qué escenario el amor es “asegurada” continuamente? ¿En qué escenario puedo afirmar con seguridad que voy a despertar mañana amando a mi mujer?

El calvinismo NO ofrece ninguna garantía: En efecto, ofrece un Dios que engaña activamente a las personas haciéndoles creer que las guardan cuando en realidad más gracia, iluminación, degustación y poder les es otorgado para hacer más grande su condenación.

Arminianismo por sí solo ofrece una manera en la que los creyentes pueden “hacer su vocación y elección.”
* Es en este momento (o antes) cuando un calvinista bien puede oponerse a mi con desagrado de las acciones de Dios diciendo: “¿Quién eres tú, oh hombre”, etc, etc La objeción dice que si Dios quiere engañar a la gente y hacerles creer que ellos son los elegidos, es su prerrogativa, él es Soberano, él puede hacer eso y más. De manera que se aprueba un fatalismo para mantener la posicion con coherencia aun y cuando dicho fatalismo no este en total concordancia con la Escritura.
** Cualquier buen calvinista será objeto de asombro y nos acusara que nuestra salvación es entonces centrada en nosotros mismos, ya que si hay que “hacer” cualquier cosa, como “tener fe” o “permanecer en Cristo.”entonces es salvación por obras.  La objeción es fácil de responder, por supuesto, ya que este lenguaje es estrictamente bíblico. Cristo dice que permanecerá en el que permanece en él, y Pablo manda repetidamente a los cristianos a permanecer en Cristo, y con frecuencia se reconoce que algunos cristianos no permanecer en Cristo. Nuestra fe en Cristo no es un trabajo que salve: De hecho, se trata de un reconocimiento explícito y la afirmación de que nuestras obras no pueden salvarnos por lo cual dependemos de permanecer “fundados en la fe”.

 

En esta perspectiva no es Judas quien traiciona a Jesús sino Jesus quien traiciona a Judas

Mi Hermano El Frio Racionalista

Yo he acusado abiertamente al Neo-Calvinismo como una de las vertientes teologicas más peligrosas de los ultimos tiempos. Lo he hecho a expensas de su “fama” y su notable aceptación entre los más jovenes, y claro, su alarde de ser un movimiento respaldado por la mano Divina. Creo con sinceridad que aunque sea el menor de dos males en el evangelicalismo actual, no es un mal lo que quiero, sino la fuente continua de vida real y palpable. Notablemente se distingue un enfasis en el aspecto doctrinal que parece ser cimiento del edificio, una pared impenetrable y de prestigio piadoso, una sincera muralla contra la “herejia”que consta de pregonar la “sana doctrina” pero con todo eso, veo la idolatria del saber como el verdadero cimiento, el racionalismo dogmatico como sus muros y el fundamentalismo recalcitrante como su muralla.

Considerar la verdad como un asunto meramente intelectual es peligroso. Creer que la sana doctrina o el quehacer teologico es la capacidad de la mente de asentir a ciertos credos y confesiones y tener vida por medio de ellos es  en realidad la escuela rabinica a la que se enfrento Cristo. Ellos (los rabinos) habian reducido la verdad Divina a la misma condicion de aprender que dos mas dos son cuatro. Para ellos no habia nada misterioso, profundo o espiritual en la verdad, nada por debajo y nada más allá. Dos por dos son cuatro. En eso era en lo que exactamente divergian del Salvador, porque el Señor a menudo enseño del “más allá” y el “por debajo”. Pero ellos nunca pudieron percibir la profundidad de su enseñanza, solo veian el saber sistematico como simil de poseer la Verdad, y en efecto concluyeron:

…”¿Como sabe este letras sin haber estudiado? (Mateo 14:17)

Ellos se rehusaron a comer su carne y consideraron ofensiva dicha ilustración. Para ellos la palabra no podia tener o contener un elemento espiritual, mistico, profundo o desconcertante. Para ellos la verdad era algo que se debia poder aprender y razonar, no debia contener afiches que obstaculizaran su comprensión. Sus mentes embotadas comprendian los elementos naturales de la Palabra, pero eran parcos y debiles en su esencia espiritual. Eran capaces de circuncidar al hombre en Sabado, pero se rehusaban a sanarlo, simplemente habia un limite que no se debia cruzar aun y cuando fuera ridiculo.

En su ultima conferencia “pastoral” John McArthur y su linea de predicadores hicieron enfasís en el aspecto doctrinal de la Iglesia y en la imperante necesidad de un “correcto” quehacer teologico pastoral y defensa de la “sana doctrina” y aunque concuerdo en algun sentido con ello, lo hago en el menor sentido posible pues no veo el elemento espiritual, mistico y profundo por ningun lado. Esta “defensa” tan redundante y continua, parece estar fomentado un tipo de idolatria del saber, una peligrosa representación de lo que significa conocer, y un exceso de prodigialidad en el conocimiento doctrinal.

UN RACIONALISMO MORTAL

Este racionalismo actual que esta abiertamente enseñado como “defensa de sana doctrina” y  “quehacer teologico” matara la verdad tan rapidamente como lo hace el liberalismo, aunque de una forma mas sutil y “piadosa” por supuesto, porque el racionalista concluye que si usted sabe la verdad entonces la tiene, y este neo-gnosticismo termina atrayendo al hombre al saber y no a Cristo. Ellos ya no pueden ver en el sentido espiritual ni en las misteriosas alturas de la Divinidad, ellos no permiten que el Espíritu susurre a sus corazones y mantenga encendida la llama que muestra el rostro del Salvador. Ellos no logran entrar y palpar la altura, la anchura y la profundidad de su amor y entoncer ser llenos en plenitud. Ese amor que excede el conocimiento no es licito, pues sino se puede aprender bajo sinapsis no es Divino. Lo unico que el racionalista ve con orgullo es un credo: “Creo en Un solo Dios, creador del cielo y de la tierra” pero no conocen a dicho Dios creador del cielo y de la tierra. Tienen el texto y el codigo y el credo, y para ellos conocer eso es tener la verdad y asi la pasan a otros como vida cuando en realidad es mero formalismo muerto. El racionalista es capaz de comprender pero no de amar, es capaz de tolerar pero no de sufrir, capaz de esperar pero no morir. Las cuestiones que se escapan a su comprensión inmediata son sojuzgadas inmediatamente bajo los ojos inspirados de algun escriba contemporaneo. Para el racionalista poco o nada importa tener la Unción del Santo, aquella gracia eficaz que nos guia, para él ( el racionalista) todo ha de comprenderse bajo la experiencia, saber y vivir de algun “erudito” que ha contribuido al talmud moderno de nuestra fe y por ello tenemos una continua lucha de aceptación por elevar a alguno de ellos como el moderno Elias que nos volvera a Dios. En efecto, “Yo soy de Cefas y yo de Apolos” es el pensamiento oculto de nuestra generación facebookera. Cristo dijo: “Mi doctrina no es mia” y Pablo dijo: “Yo no la recibi de hombre” y es esta (doctrina) la que el Espíritu preserva en el corazón sincero del creyente, y creame, no es el calvinismo.

No hay vida en el racionalismo a menos que este tome a Cristo, lo tome como un alma desesperada por encontrarle y asirse de él. Lo tome como un ser sediento y sin comida que espera ansioso poder acercarse a la mesa a probar el pan que le sacie. Juan uso esta palabra: ..”Más a todos los que le recibieron (lambano)” a aquellos que le tomaron con fuerza, que se han prendido de sus vestidos y se han abierto paso como un alma desesperada en medio de las multitudes para tocarle, a esos se les ha concedido el ser hechos hijos de Dios. La busqueda de Dios no es una cuestion pasiva, no consiste en sentarse 4 horas en una banca a recibir de un parlotero enfrente versos tras versos. Usted no encuentra esa vida pasiva en los cristianos verdaderos, usted encuentra este continuo arrebato del espiritu por ir más y más allá en todos los sentidos en el encuentro del Señor, y esto involucra los aspectos fisicos que se ofrecen como un sacrificio vivo, los mentales con los cuales se nos manda amarle, espirituales que debemos mantener limpios etc. etc.

¿Como interpretan los racionalistas (y no digo necesariamente calvinistas) al hermano que esta teniendo los torrentes de gloria tomando su ser en experiencias profundas y espirituales? ¿como interpreta las exteriorizaciones de su interior vida espiritual? ¿como interpretan ellos el poder del Espíritu batiendose en el alma de un hombre? La mayoria de ellos como carnalidad, demoniaco, humanismo, desorden etc. Lo cual muestra la poca vida espiritual que mana del racionalismo.

LA CONTROVERSIA DE FINNEY

En su libro: “Avergonzados del Evangelio” McArthur hace una critica al evangelista norteamericano Charles Finney, y le llama entre otras cosas: pelagiano, carnal, falso, promotor de falsedad y culpable de la sequedad espiritual de America. Se olvida McArthur que el racionalismo extremo habia llevado a America a abrazar el hipercalvinismo en donde los pastores veian como pretensioso que los creyentes demostraran alguna manifestación emocional, salieran de sus bancas, predicaran o creyeran… si, ¡creyeran!ellos predicaban sobre creer, pero convencian a los creyentes que, ¡ellos no pueden creer¡ ellos predicaban sobre la fe, pero se aseguraban en dejarles claro que, ¡la fe no podian tenerla¡ de manera que crearon un vertigo dogmatico, irreal y sin sentido que acabo con la vida espiritual de la Iglesia. Fueron ellos los que acabaron con sus extremosas conclusiones dogmaticas la vida espiritual de America, la que años atras Edwards habia promovido. Finney fue un elemento dispuesto a volverla y Dios no se lo impidio.

Finney que era un profundo y docto hombre de letras, se dio cuenta pronto por experiencia propia y por su contexto que el racionalismo es incapaz de tramsmitir vida si las demas areas del hombre son cercenadas. Wesley decia: “Promueven el evagelismo, pero se aseguran de cercernar los moviles que lo procuran al creer ellos mismos que el Evangelio no es para todos”. Esta camisa de fuerza tenia abundantes hilos doctrinales, mucha fuerza exegetica, pero mataba a las personas.

Estas acusaciones: Pelagiano, humanista, pentecostal, carismatico, desordenado etc. suelen ir acompañadas de una pretensión de “sana doctrina” por quien las vierte. Eso mismo es lo que hicieron con Jesús en su tiempo, cuando ellos dijeron “¿que con este hombre?” él nunca se sento a los pies de un rabino y memorizo el texto !Él no tiene la verdad¡ de seguro que pelagiano hubiese sido llamado de haber existido pelagio por aquel entonces.

LA SANA DOCTRINA Y LA CARNALIDAD ACTUAL

´¿No es ironico hablar de vida espiritual y ser carnales? eso nos deja como base la carta a los corintios, y sin duda es una enseñanza para toda la Iglesia.

La idolatria al Canon ha llevado a algunos a crear un canon dentro del canon! un Canon ajustable, pues el texto tiene que tener la perfeccion soteriologica de mi visión, de no tenerla debo buscar encuadrarla. A esto digo “que la verdad es mas que el texto” ¿como? hay algo que la persona debe alcanzar más allá del texto, hay un corazon que late en medio del credo y el creyente debe llegar hasta él. Debe haber iluminación antes de que la verdad pueda penetrar en el alma de la persona. No es suficiente con sostener un libro inspirado en las manos si el corazon no arde. Como decia Tozer: “Me niego a ver a Cristo a traves de los ojos de un escriba contemporaneo” asi es, cuando uno no se ajusta a la interpretacion concocmitante de su “sabiduria” uno no esta entre el grupo de los elegidos.

Acusan al “decicionismo” de ser una actividad humanista ¿quien lo dice? las obras que fomentamos, son llevadas a cabo como medios pragmaticos que sirvan a un fin mayor. Dicho pragmatismo es neutral si es visto en un sentido natural, este pragmatismo esta en diferentes lados y esto demuestra que estamos buscando hacer que las personas entren al reino donde en realidad nunca van a estar. Por el lado racionalista son empujadas a creer en el texto, memorizarlo y repetirlo como credo, son reformadas moralmente mas nunca iluminadas por el Espíritu ni renovados en su ser. La vida espiritual que fluye continuamente en los cristianos primitivos es practica, continua y real. Ahi hay perseverancia, oración, comunion y amor como algo de lo mas natural. Eleve cualquiera de estos provincialismo a nivel fundamental y tendra un claro desliz en lo espiritual.

 

CONCLUSION

Prefiero ser miembro de un grupo pequeño que tiene conocimiento interior, que ser parte de un grupo grande con vasto conocimiento intelectual. El gran dia de la Venida de Cristo lo que importara es si fui iluminado, conducido y obediente a mi maestro, al maestro que me lleva a él.

 

Una Generación Sin Poder Espiritual

Surge la loca idea que entre mas encumbradas sean las panaceas y teorias dogmaticas que alguien suscribe, mas espiritual el tal es. Esta idea no es nueva, mas bien consiste en la vieja escuela del textualismo que le otorga el control predominante al intelecto, desbancando por completo la vida espiritual o reduciendola a afirmaciones soteriologicas y asentimientos intelectuales que tienen apariencia (solo en el entendimiento) de profundidad, de riqueza y comprensión, cuando en realidad son simples elucubraciones doctrinales que se han conseguido a través del duro trato a la mente. No me malinterprete, yo soy un asiduo lector, un continuo esfuerzo mental es llevado a cabo de mi parte para indagar y mantener presta aquella masa encefalica que Dios me dio con un fin, pero tal fin, jamás consistira en sustituir la vida espiritual que nos lleva a la devoción y excacerbación de nuestro ser en pos de él. .

LOS PROBLEMAS DEL“INTELECTUALISMO”

Hace una generación, los cristianos experimentaron las fuerzas malévolas del modernismo que pretendían desacreditar la veracidad de la  Biblia, una fuerza tal que volvió a miles de pastores en gnósticos, e hizo que otros abrazaron abiertamente la evolución y las teorias liberales. La crítica intelectual hacia la Biblia hacía que los pastores predicaran con temor desde sus púlpitos y que muchos rehusaran enfrentarse a dichos problemas.

En ese momento nació un movimiento espontáneo sin mucha organización, pero con un fuerte, claro y noble sentir que consistia en resistir “la marea alta de la negación”  es a esto a lo que se le llamo “Fundamentalismo” (por obvias razones). El fundamentalismo entro a todas las denominaciones y grupos no denominacionales, levantó las bases Biblicas, reforzó los portillos rotos y renovó la “sana doctrina”, motivo y exalto la predicacion pura de la Palabra y fomento la sujeción al texto como evidencia de amor a Dios, todas obras muy loables. Sin embargo, es demostrable que cuando los hombres suelen llevar al extremo sus obras religiosas y considerarlas infalibles sojuzgando y dominando la libertad espiritual, el mismo espiritu que la fomento termina abandonandola. La naturaleza del hombre es desgastar algo hasta acabarlo para luego succionar de otra fuente.Y asi, el noble movimiento termino presa de sus mismos creadores. 

Después de haber tomado las aulas de las universidades, las iglesias, los púlpitos y las predicaciones, el fundamentalismo se estableció como la manera de vivir el cristianismo. Al llevar al climax dichas comprensiones la vida espiritual se volvió un sentimiento cadavérico, frío, rígido y sin llamas motivacionales de consagración. Se hablaba de sana doctrina, pero faltaba algo, la sana doctrina nunca habia sido un elemento tan frivolo y rigido,  la sana doctrina estaba en manos de una serie de ancianos enfurecidos, rígidos y condenadores. Se hablaba de vida espiritual, pero esta consistía en acumular conocimiento sobre conocimiento. En algunos sectores se llego a la loca idea de que predicar a Cristo era una pretension de orgullo y estaba prohibido. Salir de la banca, manifestar alguna obra externa motivacional, impeler a los demas a la restructuración era condenado, visto como rebeldia y ahogado rapidamente. Todo esto se hacia (y se hace aún) bajo el estandarte inicial de “Defensa de la sana doctrina” Solo que el Espiritu que estaba al inicio les ha abandonado a su acida persepción.

Tener un credo confesional no es tener la Palabra de Dios. Tener fuerza no es estar vivo, pues la Biblia habla de morir para vivir. Predicar del avivamiento no es ejemplo de estar experimentando uno. Hablar de los dones no significa que usted tenga una vida espiritual. Decir que Dios es bondadoso, no significa que usted experimente su bondad. Hablar de la fe con potencia puede ser hecho por hombres tan secos como la higuera. 

La Vida espiritual, requiere grados de consagración que nos permitan conocer las profundidades cada vez mayores de la Divinidad. El cometido de Pablo es penetrar en esta profundidad del amor, Porque el amor es la esencia de la Divinidad, quien logra tocar esta realidad es transformado juntamente con Cristo. Hablar de Grados no es cosa mística, pues la Biblia habla de aquellos niños que solo saben que el Señor ha perdonado sus pecados, habla de jóvenes que han permitido que la palabra eche raíces y de Padres que le han visto. Habla de Niños y Maestros, habla de carnales y espirituales y todo conviene a una consagración cada vez mayor. 

“Lo que hemos contemplado” “Theastai”, es la palabra usada, para referirse a alguien que ha llegado al climax, al grado de captar la esencia del la Divinidad, semejante a tocar, a palpar y ver. Una comprensión profunda y real de la resurrección de Cristo, el poder que le levantó y que esta presto a  vivificar entonces nuestras vidas. Saber esto, predicarlo y estudiarlo no significa vivirlo. 

EL INTELECTUALISMO Y LA GUERRA CONTRA LAS EMOCIONES.

Hay algunas obras que no están abiertamente en la Biblia sino implícitamente y aún así pueden considerarse Divinas pues es Dios quien las motiva, las impele y es la causa primera de ellas. Me refiero por supuesto a la multitud de manifestaciones que el hombre llega a experimentar por la obra de consagración y derramamiento del Espíritu en su ser, obras que van desde exteriorizaciones sencillas a través de las emociones, hasta profundos quebrantos físicos o gozos inexplicables. Explicar cada una de estas variantes ayudados por los escasos ejemplos Biblicos, ha hecho que muchos declaren diabólico, carnal, o natural algo que es en su esencia espiritual. Debemos tener un consenso general y normar desde una base clara para no interferir en la obra vivificante del Espíritu en cada creyente y al decir esto me refiero a remitirnos solamente a la base del fruto como evidencia climax de una obra interna. La experiencia es parte fundamental de la persepción espiritual, sin ella el hombre es arrojado al determinismo frio y rigido que termina cercenando los moviles de la fuerza espiritual que lo lleva a cada vez mas lucidas comprensiones de aquel ser Divino que mora en él.

Que los hombres expresen según su libertad doctrinal las diferentes manifestaciones del Espíritu no es ningún problema, siempre y cuando lo hagan motivados por la fe genuina, pero que no se priven de expresarlo y vivirlo es el cometido. Finney nombró a su experiencia “Olas de amor que lo sacudían” Wesley le llamo “Corazón ardiente” “Un extraño calor” ellos están usando un lenguaje limitado para explicar una obra sobrenatural que en algunas ocasiones queda fuera de nuestra comprensión y marco conceptual denominaciónal. Una obra interna que les sacude, les transforma y les satura y en un intento de ser explicada, termina presa de sus enemigos por las palabras carentes de proporción a lo ocurrido. 

¿Cuantas personas se han privado de un derramamiento del Espíritu Santo o han desechado como simple emoción barata una fuerte obra del Espíritu de Dios que estaba sucediendo dentro de su ser?, por tratar de definir todo bajo las alas criticas del textualismo y al no hallar nada en la Escritura que ejemplifique dicho sentir, dicha obra es sustituida por alguna conclusion intelectual y se da por concluido algo que implica sufrimiento, consagración, lagrimas y entrega, dicha obra es desechada para rara vez volver a experimentarla. 

Todo lo que no procede de fe es pecado, todo lo que no procede de fe mancha la conciencia y en el sentir espiritual debemos acomodar lo espiritual a lo espiritual y lo carnal a lo carnal. Orar con el entendimiento pero permitir al espíritu que también ore. Cantar con el entendimiento pero permitir al espíritu que también canté. ¿Cuántas personas han vivido por años al nivel de la manifestación intelectual dando por hecho de que eso es la vida espiritual? Deben ser millones. Conocer una doctrina espiritual no es necesariamente vivirla, hay un cierto grado de consagración que permite experimentar una cada vez más vivificante obra del Espíritu de Dios y en este grado continuo de consagración están involucradas las emociones, el cuerpo y el alma. Pues es con la totalidad del ser que el hombre debe amar a Dios. 

Existe un problema cuando toda nuestra vida cristiana consiste en acumular información doctrinal y dar por sentado que entre más conozcamos de la Biblia más espirituales somos, porque: “En la cátedra de Moises se sientan los Fariseos” Es un grave error creer que la oración por sí sola, sin ningún esfuerzo por crecer gradualmente en sabiduría es vida espiritual. Pues Pablo dijo: “Vosotros sois niños” y Hebreos dice: “Debiendo ser ya maestros” 

El hombre puede soportar la rigidez del textualismo, la critica intelectual y la defensa de la “sana doctrina” hasta que encuentra una via de escape, esta via de escape la encontraron los pentecostales al romper el Status Quo del paradigma evangelico. La avidez pentecostal, su rebelion y pobreza, aseguraba por supuesto un fracaso abierto, una burda y torpe pretención orgullosa para el anclado fundamentalismo intelectual, pero termino siendo el movimiento por donde Dios le dio un respiro a la Iglesia, una fuerte brisa de poder se dejo sentir, la vida espiritual regreso: La oracion, los dones, la consagración, el evangelismo, las emociones, la predicación espontanea y el poder vivificante de la Resurrección de Cristo estaba en los pobres y relegados cristianos de la clase baja que se gloriaban en sus pobrezas.

EL RETORNO DEL INTELECTUALISMO

Ha pasado ya una generación desde que las llamas divinas visitaron al pueblo en Topeka, Pensa Cola y Azusa. La generación actual pelea contra un movimiento (pentecostal) que hace tiempo fue abandonado nuevamente por el Espiritu de Dios, pues en haras de manipular dicha obra se comercializo la fresca brisa y se le sustituyo por elementos naturales. Así, en este momento nos encontramos en los decadentes esfuerzos del Fundamentalismo de retomar el control, mientras un grupo imperceptible de “Mineros de CornerWills” oran en sus cavernas pidiendo a Dios una nueva manifestación de su poder.

Esto a lo que hoy se le llama “despertar” o “resurgimiento espiritual” no es mas que el climax de la decadencia gritandole a nuestra necedad. Esta confusión no ha ocurrido por accidente, un enemigo esta detras de ella y ha hecho esto, Satanas, él sabe que el evangelismo y vida espiritual carente del Espiritu (vaya ironia) esta muerto como modernismo o herejia. Y él ja hecho todo lo que esta en su poder para prevenir un surgimiento espiritual  que nos una a la verdadera herencia cristiana. Hombres y Mujeres e iglesias completas sin la obra concomitante del Espiritu Santo, miles de Cristianos sin una continua conviccion de consagración que involucre todos los elementos naturales y sobrenaturales, Jovenes entregados a la creencia raquitica de que conocimiento es igual a poder; Eso puede ser así en Grecia, más no en la  Jerusalén que proviene de arriba.

Nos hemos dividido en pequeños grupos; cadauno corriendo tras alguna “relevancia” doctrinal, tras el consejo interpretativo de algun escriba que lee y trasmite, mientras los profetas estan en cuevas escondidos. Corremos tras una quimera con la creencia equivocada de que estamos siguiendo la Gloria Divina.

La Iglesia puede ser luz, solo si esta llena del Espiritu; Y solo puede estar llena, si sus miembros estan llenos individualmente. Por lo tanto, ninguno puede ser lleno hasta que no este convencido de que esta experiencia es una parte de la totalidad del plan de rendención. Esta “llenura” No es un añadido o algo extra; nada extraño o raro, sino una apropiada y espiritual operación de Dios, que se basa y proviene de la obra expiatoria de Cristo.

El que busca debe estar seguro hasta el punto de estar convencido. Debe creer que es normal y correcto. Debe creer que es el deseo de Dios y fomentar una mayor consagración a Él. Empecemos enderzando las sendas, barbechando el corazón, preparando la tierra, promoviendo un continuo quebranto del ser, para que una vez preparado el camino, el Cordero os bautize en Fuego.

CONCLUSION:

Fui calvinista por algunos años; encontre en los argumentos de Westminster un calor que abrazaba mi mente, mi mente se sentia segura ante las elucubraciones “racionales” que sostenian ese fino castillo de naipes. El acrostico de Dort se volvio el paradigma soteriologico sobre el cual norme mi vida por ese tiempo y concluia sin más que “El poder del Espiritu” estaba sobre mí. Al pasar el tiempo, pronto descubri, cuanto daño dichas suposiciones estaban ocasionando en mi vida espiritual. El terror del intelectualismo, no es un problema doctrinal sino de apariencias, no es un problema teologico, sino la sutileza que dichas aspiraciones crea cuando uno se entrega en totalidad a el.

Converti mi vida espiritual en una conclusion teologica extraida de premisas doctrinales y me convenci fuertemente que si tenia la razón, entonces tenia vida espiritual, lo cual por supuesto me llevo a pelear por tenerla (la razón) y en este ajetreo mental pase los años hasta que la oración se volvio algo utopico en mi vida, la consagración, el quebranto, la cruz y el sufrimiento eran simples topicos conocidos, pero sin eficacia ni fuerza en mi vida espiritual. Un dia me enfrente a ello y me di cuenta que hay un germen, un microbio sutil que se esconde, se posa veladamente en estas premisas otrogando como premio la satisfacción mental, siempre y cuando no nos lleve dicha cuestión a la profunda vida espiritual. Este germen, no procede del corazón noble de hermanos calvinistas, sino de la maldad de Satanas, que usa de aquellos elementos debiles de nuestras conclusiones teologicas y los vuelve contra nosotros. Así, abandone el calvinismo, convencido de que cualquier conclusión soteriologica sera deficiente en algun aspecto, pero conformandome a que dicha teologia no sustituya nunca más, mi consagración continua, mi hambre, mis dones, mi sed de amarle, de conocerle, de parecerme más a él.

Edgar Pacheco.

 

 

Pentecostalismo ¿Renovarse o Morir?

En el Siglo XVII los hermanos Wesley rompieron el status quo de la predicación y vida espiritual aceptada. La manera tan “viva, llamativa y expresiva” con la que compartían el mensaje, y su abierta radicalidad de predicar en las calles a los más desvalidos de la sociedad; les hizo ganarse el despectivo sobrenombre de “entusiastas”. (después metodistas) Sus antagónicos les acusaban de tratar de mover los afectos de las personas con el fin de sacarles un beneficio, y no era para menos, la Iglesia de Inglaterra se había sumergido en una radical línea  de comportamiento e indiferencia hacia todo lo que involucrara salirse de la rígida y aceptada manera de ver la vida espiritual.

El despertar no ocurrió en el cómodo púlpito de las parroquias Anglicanas, sino en el fragor de la batalla en las calles, en medio de un monstruo de disolución. En la época de 1740 (“La Edad de la Ginebra”) en la que el que el alcoholismo, la depravación, la esclavitud, intransigencia, promiscuidad sexual e inmoralidad generalizada era corriente en todas las clases de la cultura Inglesa, desde la clase burgués, hasta la clase más baja estaban totalmente entregados a la auto gratificación sexual e inmoral (la mitad de los niños nacían fuera del matrimonio); los deportes más populares consistian en la insana gratificación de ver a los animales sufrir y las cantinas y lugares de depravación llenaban cada calle y cada espacio que podían. ¿Y la Iglesia? estaba encerrada bajo un sistema clasista inerte y antipático hacia el sufrimiento.

LOS FRENTES DE WESLEY

1-En respuesta al optimismo irreal hacia la naturaleza humana, Wesley enseñó acerca de la pecaminosidad de la humanidad.

2-En respuesta a la creencia (entonces común) de la salvación por obras, Wesley enseñó acerca de la salvación por fe.

3-En respuesta al desorden moral de una sociedad alcohólica, lasciva y dada al juego, Wesley enseñó acerca de lo importante y lo imperativa que es la santidad.

4-En respuesta a los problemas sociales relacionados con el materialismo, la esclavitud y la explotación de los trabajadores, Wesley enseñó acerca del valor bíblico de cada persona.

5-En respuesta a la falta de vida espiritual de la iglesia, Wesley enseñó y vivió la realidad de una experiencia personal con Dios.

Su movimiento se volvió una llamarada entre las clases bajas, atrayendo hasta el ultimo dia de su vida, mas de 100,000 conversos a sus filas. En el transcurso de 100 años, este avivamiento evangélico cambió la cultura. Con el tiempo, se eliminó la esclavitud (no sólo en Inglaterra, sino en todo el Imperio Británico) y el Parlamento aprobó por primera vez leyes para proteger a los niños y para impedir la crueldad contra los animales, las cantinas cerraron, el divorcio disminuyo, la Iglesia tuvo un crecimiento de un 45% y un 65% de asistencia dominical. Lo que empezó como un grito entusiasta, termino transformando la cultura y sentando las bases de lo que años después seria el Pentecostalismo.

¿QUE SUCEDIÓ CON EL GRAN AVIVAMIENTO?

Wesley utilizó todas su fuerzas en la administración, establecimiento y propagación del Evangelio, se centró en el evangelismo popular, en el crecimiento espiritual de los creyentes y en el cambio cultural. Como la mayoría de los evangélicos en la actualidad. El objetivo de Wesley era “difundir la santidad bíblica por el país”, “Poner la teología al alcance del pueblo” y sus métodos fueron muy efectivos. Como una hiedra espiritual que se extiende rápidamente, el evangelio enraizó y creció ampliamente en las clases bajas de la sociedad, pero estas clases, susceptibles, no estuvieron preparadas para tres tornados intelectuales que atacaron de frente el movimiento y aunque no derribaron la obra de Wesley, debilitaron sus bases de manera que en la segunda mitad del siglo 19 se sentía nuevamente la espesa niebla de la iniquidad tratando de entrar a la Iglesia a través de “La filosofía ilustrada, la crítica escéptica de la Biblia, y el naturalismo darwiniano”.

Los cristianos evangélicos no tenían respuestas adecuadas para las nuevas preguntas a las que se tenían que enfrentar. Como resultado, la iglesia fue perdiendo su férreo evangelismo, se crearon sincretismos, la vida espiritual menguó y el clímax empezó su descenso, pues la mayoría quedo solo con tres opciones: Abrazar el Gnosticismo, adoptar una teología liberal, retirarse a una fe privada. La mayoría opto por la tercera y se perdio el énfasis emotivo y practico que caracterizó al movimiento.

PARALELISMO HISTÓRICO CON EL PENTECOSTALISMO

La historia del pentecostalismo tiene un símil casi exacto con el avivamiento Wesleyano: Se arraigó entre las clases mas bajas de la sociedad, surgió como una respuesta ante la fría e indiferencia vida de las iglesias hacia la santidad, el evangelismo y la vida espiritual en general, estaba siempre acompañado por fuertes dosis de efusividad y manifiesta un movimiento prominentemente laico y militante, se caracteriza por ser contra-cultura y su férreo evangelismo y énfasis misionero. El pentecostalismo se arraigo en menos de 100 años en casi todo el mundo, y sus revitalizaciones al evangelicalismo universal sirvieron para que miles conocieran de Cristo (a pesar de lo que dice McArthur). Campañas, musica, sermones, pensamiento, evangelismo, todo fue invadido por la cultura pentecostal. (un servidor creció con fuertes vínculos pentecostales) Debemos otorgarles crédito al decir, que su énfasis en las misiones, su énfasis continuo en cultivar la vida espiritual individual y su ímpetu para promover el evangelio de forma efectiva y fundar cientos de iglesias es un legado que durará por años.

Hoy después de 100 años, empezamos a ver su declive, sus mutaciones, sus sincretismos y su parte mas indocta, su indiferencia ante los violentos cambios del mundo, su retorica viciada y sus referentes cargados al exceso. Todo esto demuestra que el pentecostalismo debe volver a las características que le dieron prominencia en el evangelicalismo o resignarse a poco a poco ir desapareciendo como desaparecieron otros movimientos.

RETOS DEL PROTESTANTISMO

1-SUPERAR LA RETÓRICA DEL “AVIVAMIENTO”

Con retorica de avivamiento me refiero a esa viciada exposición continua y superficial que sus predicadores constantemente aluden y que consiste en hacer énfasis en tópicos particulares como: “Lenguas, fuego, dones, poder, gloria, Unción, avivamiento” que son de segunda categoría, y que no representan parte fundamental para la vida cristiana, pues todas y cada una de ellas están por debajo del amor y no deben tener la prominencia como elementales de la vida espiritual. “La retorica de avivamiento” se vuelve un circulo vicioso, un alimento que no sacia, pues no esta hecho para saciar. Al ser exacerbado crea arrogancia y clasismo, pues la gente se mide por el valor de sus dones y son capaces de entregar su razón, su dominio y su sencillez por tal de ir tras ellos. Este vicio, lleva a la gente a pensar que lo único importante de la vida cristiana es adquirir “poder” a toda costa, por lo cual elevan a un tono superlativo estos tópicos y los vuelven fundamentales, desconectandose o volviéndose indiferentes ante lo verdaderamente importante y fundamental.

2-SUPERAR EL ESTEREOTIPO CLÁSICO

Los años 80´s cuando se gastaban cientos de miles de dólares, para traer a un gran y prominente predicador a un estadio para que gritara voz en cuello y atrajera una multitud de personas que corrían desde sus gradas a la tribuna para firmar una tarjeta de “decisión” ya no existen. (la mayoría de los grandes evangelistas como Billy Graham reconocen el fracaso de dichas campañas) El cambio violento de una era rudimentaria a una era tecnológica, nos ha lanzado a todos a una era de conocimiento  virtual que nos ha vuelto individualistas en potencia. La mayoría de las personas, son sedentarias que les cuesta salir de sus casas, ¿porque habría de hacerlo? todo esta siendo creado para volver mas comoda, y placentera la vida individualista en el hogar. Muchos maestros, pastores y teólogos, acertadamente se han dado cuenta que una conferencia que aborde temas profundos y responda preguntas que se encuentran en boga, es mucho mas eficaz que días seguidos de campañas gritando al aire libre. De alguna manera, el pentecostalismo debe dejar de idealizar su pasado y empezar a moverse hacia este cambio de paradigma.

3-SUPERAR LA INDIFERENCIA  TEOLÓGICA

“Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo” En otras palabras, o aprendes de la historia, o te tropiezas en los mismos errores o fallos de aquellos que fueron por delante de ti. En 1850, el movimiento evangélico metodista estaba a punto de derrumbarse, pero sus miembros no lo sabían. Habían presenciado 110 años increíbles de éxitos evangelísticos y de renovación social, y pensaron que ese movimiento seguiría en una dirección positiva siempre. Pero los vendavales y tornados de la Ilustración arrancaron la hiedra evangélica, y hasta el dia de hoy no se ha visto nada semejante al inicio de lo sucedido con los hermanos Wesley. El movimiento evangélico actual en los países en vías de desarrollo es vulnerable al mismo ataque que hirió al movimiento evangélico británico, la mayoría de los pentecostales mantienen una devoción privada anhelando el esperado “avivamiento” cada domingo.  Por otra parte, hay aquellos que mutaron y ahora muestran una cara “revitalizada” amorfa, y separa de todo contexto histórico, doctrinal y ético (neo pentecostalismo) que ha vertido en el evangelicalismo cientos de prácticas, enseñanzas y pensamientos completamente errados y distorsionados. Lo lamentable de esto, es que vemos con desdicha, como miles de pentecostales clásicos, genuinos y amantes de la vida espiritual, poco a poco empiezan a pasar a las filas del neo-pentecostalismo, aquel que esta siendo combatido ardientemente por todas las facciones ortodoxas de la Iglesia.

CONCLUSIÓN

En sus últimos años de vida Wesley dijo: “No tengo miedo a que ya no seamos metodistas, tengo miedo a que el fuego del Espíritu Santo se apague entre nosotros”

 

 

BIBLIOGRAFIA:

La religión británica en estadísticas. “Asistencia a la iglesia en Inglaterra, 1980-2005” http://www.brin.ac.uk/news/2011/church-attendance-in-england-1980-2005/ 4 “Minutos de muchas conversaciones” Q.3, en Las obras de John Wesley [vol. 8; ed. T. Jackson; Baker, 1978] 299) 5 Norman Hampson, The Enlightenment: An evaluation of its assumptions, attitudes and values (La Ilustración: una evaluación de sus suposiciones, actitudes y valores) (1968). 6Clark H. Pinnock, The Scripture Principle: Reclaiming the Full Authority of the Bible (El principio de la Escritura: reclamando la completa autoridad de la Biblia) (1984). 7Daniel Dennett, Darwin’s Dangerous Idea: Evolution and the Meaning of Life (La peligrosa idea de Darwin: la evolución y el significado de la vida) (1995). 8Peter Berger, Sociology Reinterpreted: An Essay on Method and Vocation (La sociología reinterpretada: un ensayo sobre el método y la vocación), p. 148 9 “La religión en Gales e Inglaterra en 2011”. http://www.ons.gov.uk/ons/rel/census/2011-census/key-statistics-for-local-authorities-in-england-and-wales/rpt-religion.html#tab-Changing-picture-of-religious-affiliation-over-last-decade