El Paidobautismo

¿Y LA SOLA ESCRITURA?

La mayoría de los evangélicos crecieron en lo que el escritor Reformado Keith Mathison llama “Escritura Solitaria” un modelo fundamentalista y altamente nocivo que pretende venderse como el dogma “Sola Scriptura”, que se acuño como uno de los ideales de la Reforma Protestante. A la Sub-Cultura evangelica de hoy se les enseñó que todo lo que se necesita es la Biblia, que ninguna autoridad externa se necesita para comprender las Escrituras, volviéndose entonces ellos la autoridad final sobre este o aquel texto, y dejando como legado mas de 30.000 denominaciones divididas en principios fundamentales y secundarios, pero todas asegurando que son las Escrituras, y solo las Escrituras las que los llevan a este punto, porque “Las Escrituras se interpretan así mismas”. Este enfoque que nada tiene que ver con la “Sola Scriptura” se remonta a Alexander Campbell, un evangelista americano que vivió a principios de 1800 y que similar a algunos predicadores famosos de los avivamientos fronterizos, llegó permeando todo con el lema: “Ningún credo sino Cristo, ningún libro sino la Biblia”. Campbell sentó la base de lo que miles de personas llaman hoy en día “Sola Scriptura”

Lo ironico de los que aseguran ser parte de los postulados protestantes, o se consideran protestantes es que no se adhieren a lo que los mismos reformadores protestantes sostuvieron, desconectándose cada vez mas, y creando movimientos heterodoxos sin paralelo en la historia.
En los últimos años los evangélicos en número cada vez mayor han comenzado a descubrir la historia de la Iglesia. Ellos se están aventurando más allá de la subcultura provincial del evangelicalismo moderno, para explorar las amplias y diversas tradiciones y expresiones de la fe cristiana en derredor del mundo y a través de los siglos: Historia de la Reforma Protestante, Temprano Cristianismo, Misticismo, el Catolicismo Romano y la Ortodoxia, Anglicanismo, Metodismo, Luteranismo, etc. Pronto descubren que los Reformadores Protestantes originales no tienen miedo de usar credos o citar a los Padres de la Iglesia,
Muchos de los reformadores originales pondría en duda si los evangélicos presentes en día son protestantes o incluso cristianos. Si Atanasio viviera entre nosotros, se sentiría perturbado de nuestras liturgias, y estaría adorando a Dios cerca de los altares Romanos. Martín Lutero por ejemplo, aborrecía la idea de rechazar el bautismo de niños; y creía fuertemente en la presencia real del cuerpo y la sangre de Cristo en la Cena del Señor. Lutero esperaba que los cristianos rezaran el Credo diariamente e hicieran la señal de la Cruz en su devoción por la mañana. El era un ferviente devoto de la Virgen Maria, y su vocacion habia sido ofrecida a Santa Ana. Mas alla de particularidades personales, creían y mantenían este “Ethos” porque lo entendían como parte de la fe universal. Este comportamiento, creencias y forma de vida, se adoptaba porque era común al cristiano universal. Lutero sin duda, rechazaría a todos aquellos que se oponían al bautismo infantil, porque entendía que negar esta parte de la tradición no era necesario, pues se encontraba fuertemente anclada en la transición histórica de nuestra fe cristiana.

Juan Calvino condenó enérgicamente a aquellos que sostenian que la Santa Cena era un “símbolo desnudo” y condenaba a quien rechazara la perpetua virginidad de Maria. (cosa que todo evanelico promedio rechaza) Me di cuenta de todo esto cuando fui más allá de las publicaciones evangélicas populares y empecé a leer profundamente sobre la vida, creencias y pensamientos de los reformadores. La discrepancia que existe en el día moderno entre el evangelicalismo y la Reforma original, hizo que me preguntara: ¿Qué somos en realidad? Y notar, que muchos de los que hoy se llaman cristianos, son en realidad movimientos heterodoxos. Soy cristiano, mas no protestante, católico pero no romano.

PREFIERO A LOS PADRES

Lo que, sincero y claro, manó de la fuente purísima del Verbo que fue enviado a nosotros, fue confiado a los Apóstoles, quien a su vez encargaron con solicitud a sus fieles discípulos, a que guardaran el depósito de la inmutable fe cristiana, por medio de la cual, perseverando en fidelidad y manteniéndonos hasta el fin, tenemos promesa de poseer no solo al Padre sino al Hijo. Esta doctrina, tan escarnecida que fue tutelada de generación en generación por aquellos celadores, que como vasos de honra, se volvieron relicarios de un bien preciado, y que con lágrimas y sangre nos han comunicado, es el depósito que la iglesia como columna y baluarte de la verdad protege. Leer a los Padres, Latinos y Griegos, es leer lo más cercano a lo dicho por los propios apóstoles pues desde el Siglo primero en adelante, se ha fraguado un consenso de ideas que desde los labios apostolicos hasta los discípulos de los discípulos ha sido preservado. Por ejemplo de Policarpo de Esmirna discípulo del Apostol Juan, se escribió:

“Policarpo no solo fue instruido por los apóstoles y conversó con muchos que habían visto al Señor, sino que fue también designado por los apóstoles en Asia como obispo de Esmirna. Continuamente enseñaba las cosas que había aprendido de los apóstoles, las únicas tradiciones verdaderas de la iglesia”. (Historia eclesiástica de Eusebio de Cesarea, Libro 4, 14)
O De Clemente, discípulo del Apostol Pedro y Pablo, se dice:

«Después de ellos, cuenta San Ireneo, en tercer lugar desde los Apóstoles, accedió al episcopado Clemente, que no sólo vio a los propios Apóstoles, sino que con ellos conversó y pudo valorar detenidamente tanto la predicación como la tradición apostólica».

Por esto leo a los Padres, latinos y orientales con respeto, les prefiero a ellos que a cualquier teólogo emergente del dia de hoy, sobre todo en este peligroso tiempo, donde se reedefine la teología a cada minuto para hacerla inclusiva y darle conformidad a los que rechinando sus dientes nos piden abandonar nuestras preciosas tradiciones. bebo del vino añejo del legado milenario de mi fe cristiana, diversifico la expresión de mi cristianismo añadiendo a las prácticas de mi vida devocional el ayuno, el silencio y la contemplación. Me encanta el canto gregoriano, y en mi oración practico la “Lectio Divina”, me maravillo ante la solemnidad de la liturgia, los símbolos y el arte cristiano creado para ilustrar, suplementar y representar en una forma tangible lo que creemos, lo que profesamos con corazón sincero y que por siglos ha ido añadiéndose a la valiosísima fe de los creyentes. Esto no me lleva a despreciar lo contemporáneo, sino a encausarlo sobre una línea histórica donde cobre verdadero valor y pueda traer fruto, abundante fruto al Señor nuestro Dios.

EL PAIDOBAUTISMO EN LA IGLESIA PRIMITIVA

“Porque vino a salvar a todos: y digo a todos, es decir a cuantos por él renacen para Dios, sean bebés, niños, adolescentes, jóvenes o adultos. Por eso quiso pasar por todas las edades: para hacerse bebé con los bebés a fin de santificar a los bebés; niño con los niños, a fin de santificar a los de su edad, dándoles ejemplo de piedad, y siendo para ellos modelo de justicia y obediencia; se hizo joven con los jóvenes, para dar a los jóvenes ejemplo y santificarlos para el Señor” (Ireneo)

La Iglesia ha recibido de los Apóstoles la costumbre de administrar el bautismo incluso a los niños. Pues aquellos a quienes fueron confiados los secretos de los misterios divinos sabían muy bien que todos llevan la mancha del pecado original, que debe ser lavado por el agua y el espíritu”(Origenes)

“…Se bautizarán los niños en primer término. Todos los que puedan hablar por sí mismos, hablarán. En cuanto a los que no puedan, sus padres hablarán por ellos, o alguno de su familia. Se bautizará enseguida a los hombres y finalmente a las mujeres…
El obispo al imponerle las manos dirá la invocación: “Señor Dios, que los has hecho dignos de obtener la remisión de los pecados por medio del baño de la regeneración, hazlos dignos de recibir el Espíritu Santo y envía sobre ellos tu gracia, para que te sirvan siguiendo tu voluntad; a ti la gloria, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en la Santa Iglesia, ahora y por los siglos, Amen” (Hipolito de Roma)

“Pero en relación con el caso de los niños, en el cual dices que no deben ser bautizados en el segundo o tercer día después de su nacimiento, y que la antigua ley de la circuncisión debe considerarse, por lo cual piensas que alguien que acaba de nacer debe no ser bautizado y santificado dentro de los ocho días, todos nosotros pensamos de manera muy diferente en nuestro Concilio. Porque en este curso que pensabas tomar, nadie está de acuerdo, sino que todos juzgamos que la misericordia y gracia de Dios no debe ser negada a ningún nacido de hombre”. (Cipriano de Cartago)

“Incluso los niños: no dejéis tiempo a la malicia para apoderarse de ellos, santificadlos cuando todavía son inocentes, consagradlos al Espíritu cuando todavía no hayan sacado los dientes. ¡Qué pusilanimidad y qué falta de fe la de las madres que temen al carácter bautismal por la debilidad de su naturaleza!
es mejor bautizarlos sin su consentimiento que dejarlos morir sin haber recibido el sello de la iniciación. Estamos obligados a decir lo mismo que respecto a la práctica de la circuncisión, la que se realizaba en el octavo día prefigurando el bautismo y que también se ejercitaba sobre niños desprovistos de razón. De la misma manera se realizaba la unción sobre los travesaños de la puerta y que, aun cuando se tratara de cosas inanimadas, protegía a los primogénitos”. (Cipriano de Cartago)

“Pero, se dirá, Cristo, que es Dios, se hizo bautizar a los treinta años y tú nos empujas a precipitarnos al bautismo. Afirmar de ese modo su divinidad, es lo que resuelve la objeción. Él, la pureza misma, no necesitaba purificación, pero se hizo purificar por vosotros como por vosotros se hizo carne, pues Dios no tiene cuerpo. Además, él no corría ningún peligro por retardar su bautismo, pues podía regular a voluntad su sufrimiento como había regulado su nacimiento. Para vosotros, por el contrario, no sería pequeño el peligro, en caso de abandonar el mundo sin haber recibido, a vuestro nacimiento, más que una vida perecedera, sin estar revestidos de incorruptibilidad” (Cipriano de Cartago)

Pero fue en el siglo V donde apareció la primera herejía que negaría la necesidad del bautismo incluyendo el bautismo de infantes; su autor fue Pelagio, un monje influenciado por las doctrinas paganas (especialmente del estoicismo). Minimizaba la eficacia de la gracia y consideraba que la voluntad, con su libre albedrio, puede alcanzar por sí sola la santidad. Para los pelagianos no existía ningún pecado original, pensaban que Adán no fue creado inmortal por lo que hubiera muerto aunque no hubiera pecado, y que los niños se encuentran en el mismo estado de Adán antes de su caída, por lo que no contraían ningún pecado original. Al negar el pecado original por consecuencia veía el bautismo de niños como innecesario.

EL PÁIDOBAUTISMO EN LAS IGLESIAS PROTESTANTES

Las iglesias protestantes se opusieron firmemente al Pelagianismo y redactaron en sus confesiones lo concerniente al Paidobautismo

Entre algunas confesiones protestantes rechazando las doctrinas anabaptistas están:

“El bautismo: “Enseñamos que el Bautismo es necesario para la salvación y que por el Bautismo se nos da la gracia divina. Enseñamos también que se deben Bautizar los niños y que por este Bautismo son ofrecidos a Dios y reciben la gracia de Dios. Es por esto que condenamos a los Anabaptistas que rechazan el Bautismo de los niños” (Confesion de Ausburgo, Articulo 9)

“No sólo han de ser bautizados los que de hecho profesan fe en Cristo y obediencia a EL, sino también los niños hijos de uno o de ambos padres creyentes” (Confesion de Westminster Articulo 28)

“Pregunta: ¿Se ha de bautizar también a los niños? Respuesta: Naturalmente, porque están comprendidos, como los adultos, en el pacto, y pertenecen a la iglesia de Dios. Tanto a éstos como a los adultos se les promete por la sangre de Cristo, la remisión de los pecados y el Espíritu Santo, obrador de la fe; por esto, y como señal de este pacto, deben ser incorporados a la Iglesia de Dios y diferenciados de los hijos de los infieles, así como se hacía en el pacto del Antiguo Testamento por la circuncisión, cuyo sustito es el Bautismo en el Nuevo” (Catecismo de Heidelberg pregunta 74)

“Nos oponemos a los anabaptistas, los cuales no aceptan el bautismo infantil de los hijos de los creyentes. Pero según el Evangelio, «el reino de Dios es de los niños», y estos están incluidos en el pacto de Dios.
¿Por qué, pues, no deben recibir la señal del pacto de Dios? ¿Por qué no deben ser consagrados por el santo bautismo, teniendo en cuenta que ya pertenecen a la Iglesia y son propiedad de Dios y de la Iglesia?” (Confesion Helvetica, antigua confesión protestante de 1556)

“Por esta razón, creemos, que quien desea entrar en la vida eterna debe ser bautizado una vez con el único Bautismo sin repetirlo jamás; porque tampoco podemos nacer dos veces. Mas este Bautismo es útil no sólo mientras el agua está sobre nosotros, sino también todo el tiempo de nuestra vida. Por tanto, reprobamos el error de los Anabaptistas, quienes no se conforman con un solo bautismo que una vez recibieron; y que además de esto, condenan el bautismo de los niños de creyentes; a los cuales nosotros creemos que se ha de bautizar y sellar con la señal del pacto, como los niños en Israel eran circuncidados en las mismas promesas que fueron hechas a nuestros hijos. Y por cierto, Cristo ha derramado su sangre no menos para lavar a los niños de los creyentes, que lo haya hecho por los adultos. Por lo cual, deben recibir la señal y el Sacramento de aquello que Cristo hizo por ellos; conforme el SEÑOR en la Ley mandó participarles el Sacramento del padecimiento y de la muerte de Cristo, poco después que hubieran nacido, sacrificando por ellos un cordero, lo cual era un signo de Jesucristo. Por otra parte, el Bautismo significa para nuestros hijos lo mismo que la Circuncisión significaba pata el pueblo judío; lo cual da lugar a que san Pablo llame al Bautismo “la circuncisión de Cristo” (Confesión reformada de los países bajos)

Los anglicanos también rechazaron el anabaptismo:
“Del Bautismo. El Bautismo no es solamente un signo de la profesión y una nota de distinción, por la que se identifican los Cristianos de los no bautizados; sino también es un signo de la Regeneración o Renacimiento, por el cual, como por instrumento, los que reciben rectamente el Bautismo son injertos en la Iglesia; las promesas de la remisión de los pecados, y la de nuestra Adopción como Hijos de Dios por medio del Espíritu Santo, son visiblemente señaladas y selladas; la Fe es confirmada, y la Gracia, por virtud de la oración a Dios, aumentada. El Bautismo de los niños, como más conforme con la institución de Cristo, debe conservarse enteramente en la Iglesia” (Los 39 Artículos de la religión, (Confesión doctrinal histórica de la Iglesia Anglicana) Capítulo 27)

Juan Calvino en su obra Institución de la Religión Cristiana dedica una sección a refutar el anabaptismo (http://www.iglesiareformada.com/Calvino_Institucion_4_16.ht…)

Los metodistas de México, asi como en derredor del mundo, han mantenido el bautismo infantil como parte del legado Anglicano y la fe histórica:

“Confirmamos esta práctica al bautizar a los hijos de aquellos que afirman su creencia en el Señor otorgándoles el poderoso acto del sacramento para sus almas”.
El PATER FAMILIAS
El titulo “Pater Familias” con el que se designaba al padre de familia en Roma, implicaba un derecho sobre las creencias de la casa, que llevaba por supuesto la implicación de creer lo que el Padre creía. Es pensando en esta envestidura que Pablo confiado dice “Serás salvo tú y tu casa”. Pues no existía una fe individualista, sino familiar, por lo cual, aunque al principio del cristianismo muchos se bautizaron en plena profesión (cosa que no es incorrecta) con el tiempo se fueron bautizando familias enteras, “Casas completas”. (Hechos 16)
Antes de continuar, permítame volver a hacer énfasis en esta parte. Cuando muchos evangélicos dicen ¿es biblico? No siempre se refieren a sí forma parte del legado de la fe universal y puede ser sustentado por las Escrituras. Muchas veces se refieren solo a “¿Porque no cuadra con lo que me han enseñado?”
Irónicamente, el evangelicalismo moderno de hecho tienen muchas tradiciones. Muchos evangélicos equiparan la “tradición” con el árbol de Navidad, pero la “tradición” es más que eso: es la forma de hacer la adoración; la forma en que se define el gobierno de la iglesia; la forma de entender la Escritura; y la forma de hacer teología. Estas tradiciones no son periféricas al evangelismo, sino que desempeñan una función importante en el mantenimiento de la subcultura evangélica dándole un distintivo.
Lo que es realmente irónico es el hecho de que muchas de estas tradiciones evangélicas son acontecimientos muy recientes. El llamado al altar donde se invita a la gente a presentarse y dar su vida a Cristo tiene su fuente en el banco de los pecadores, que comenzó a principios de 1800 en la frontera americana. Las cruzadas evangelísticas populares de Billy Graham tiene sus raíces en las cruzadas anteriores dirigidas por Billy Sunday y DL Moody en el 1800. Frases como “Una decisión para Cristo”, “relación personal con Cristo”, “hacer un compromiso personal con Cristo”, son nuevas formas extra-bíblicas de la descripción de cómo llegar a ser un cristiano.

Desde el punto de vista del cristianismo histórico lo que es tan sorprendente de evangelismo moderno es la forma en que se ha divorciado la evangelización del sacramento del bautismo y la pertenencia a la Iglesia, se ha divorciado el DISCIPULADO de la fe comunitaria y se ha divorciado del legado histórico de la fe universal. Ahora mismo hay predicadores “fundamentales” peleando contra esas tradiciones, sin darse cuenta que ellas existen por el rechazo general de la Tradición Universal.

Otra tradición es la Escuela Dominical. La Escuela Dominical no tiene más de cien años de edad. Lo que comenzó en la Inglaterra victoriana como un acercamiento a las clases bajas terminó como uno de los pilares de la subcultura evangélica. Hoy en día los evangélicos no nos podemos imaginar una iglesia sin la Escuela Dominical. Lo que es tan sorprendente de la Escuela Dominical es la forma en que refuerza las cualidades didácticas de la iglesia protestante. Históricamente el centro de culto cristiano fue el partimiento, no el sermón. (George Bana en su libro “paganismo” rastrea eficazmente todas las tradiciones del evangelicalismo moderno) Cuando se tiene en cuenta el fuerte énfasis en el sermón y la desarrollada parafernalia en cuanto a lo musical en muchas iglesias evangélicas, se hace evidente cómo el evangelicalismo ha desarrollado una nueva tradición de culto sin precedentes históricos.

Otra tradición son los recintos de culto o templos, la línea arquitectónica dejo de tener sentido o significado para volverse un mero referente abstracto y sin líneas especificas. Las iglesias evangélicas, han adoptado un estilo indiferente, vacío y desmotivante, y en muchos sentidos, son las iglesias posmodernas las que le están dando otro giro de 180 grados al legado histórico, pues dotan a sus recintos de humo, luces, música estilo rock, grandes bocinas, y un concepto ambiguo y comprometido con el ambiente secular. Todo esto demuestra que cuando hablamos de tradiciones, muchos no sabemos que estamos sumergidos en muchas, y muchas muy apartadas de cualquier virtud o contexto histórico de la fe cristiana.

UNA PREGUNTA LEGÍTIMA
“Pero ¿qué pasa si la Tradición contradice la Biblia?,” mi respuesta es: La Tradición nunca contradecirá la Biblia. Esto es porque se basa en la tradición oral y escrita con la misma fuente apostólica (II Tesalonicenses 2: 2) y la transmisión fiel de las enseñanzas de los apóstoles a las generaciones siguientes (II Timoteo 2: 2). La Tradición apostólica está garantizada por las promesas de Cristo que él dará el Espíritu Santo para guiar a la Iglesia a toda la verdad (Juan 14:23, 16:13) y que la Iglesia se conserva en la cara de la oposición satánica (Mateo 16:18). También se basa en la descripción de Pablo de la Iglesia como “columna y fundamento de la verdad” (I Timoteo 3:15). El corolario contrario es igualmente cierto: lo que contradice la Escritura no puede ser la Tradición. La clave aquí es lo que queremos decir cuando decimos “Tradición.” Aquí nos estamos refiriendo a la tradición apostólica. Si la Tradición es realmente bíblica (como intento demostrar en este escrito), entonces debemos tener muy poco problema en aceptar las enseñanzas que refuerzan y complementan a las Escrituras.

NOTAS

[1]  Ireneo de Lyon, Fragmento 34

New Advent Encyclopedia, http://www.newadvent.org/fathers/0134.htm
Early Church Fathers
http://www.ccel.org/print/schaff/anf01/ix.viii.xxxiv

[2]  Ireneo de Lyon, Contra las herejías 2, 22,4
Carlos Ignacio González, S.J., Ireneo de Lyon, Contra los herejes, Conferencia del Episcopado Mexicano, México 2000

[3]  Orígenes In Rom. Com. 5,9: EH 249
Johannes Quasten, Patrología I, Biblioteca de Autores Cristianos 206, Quita Edición, Madrid 1995, pág. 395

[4]  Orígenes, In Luc. hom. 14, 1.5
Enrique Contreras, El Bautismo, Selección de textos patrísticos, Editorial Patria Grande, Segunda Reimpresión, Buenos Aires 2005, pág. 41

[5]  Orígenes, In Luc. hom. 33, 5

Ibid pág. 43

[6]  Orígenes, In LevHom. 8,3
Johannes Quasten, Patrología I, Biblioteca de Autores Cristianos 206, Quita Edición, Madrid 1995, pág. 394

[7]  Hipólito, Tradición apostólica 20,21
Enrique Contreras, El Bautismo, Selección de textos patrísticos, Editorial Patria Grande, Segunda Reimpresión, Buenos Aires 2005, págs. 45,47

[9]  Cipriano de Cartago, A Fido sobre el bautismo de infantesCarta 58

Early Church Fathers,  http://www.ccel.org/print/schaff/anf05/iv.iv.lviii
New Advent Encyclopedia, http://www.newadvent.org/fathers/050658.htm

[10]  Gregorio Nacianceno, Sermón 40,11-17 (sobre el santo bautismo)
Carlos Etchevarne, El bautismo según los padres griegos, Adaptación Pedagógica:,Bach. Teol., pág. 14, 16-17
Early Church Fathers,  
http://www.ccel.org/print/schaff/npnf207/iii.xxiii
New Advent Encyclopedia, http://www.newadvent.org/fathers/310240.htm

[11]  Gregorio Nacianceno, Sermón 40,26-27 (sobre el santo bautismo)

Carlos Etchevarne, El bautismo según los padres griegos, Adaptación Pedagógica:,Bach. Teol., págs. 22-23
Early Church Fathers,  
http://www.ccel.org/print/schaff/npnf207/iii.xxiii

New Advent Encyclopedia, http://www.newadvent.org/fathers/310240.htm

[12]  Juan Crisóstomo, Sermón a los neófitos, 1
Carlos Etchevarne, El bautismo según los padres griegos, Adaptación Pedagógica:,Bach. Teol., pág. 57

[13]  Basilio el Grande, Protríptico del Santo Bautismo, 1
Ibid pág. 4

[14]  II Concilio Milevis, 416 y XVI Concilio de Cartago, 418, aprobados por los papas San Inocencio I y San Zósimo, del Pecado Original y de la gracia, canon 2
Daniel Ruiz Bueno, DenzingerEl Magisterio de la Iglesia, Manual de Símbolos, Definiciones y Declaraciones de la Iglesia en materia de fe y costumbres, Editorial Herder 1963, D-102

[15] Agustín de Hipona, El Matrimonio y la concupiscencia, Libro I, XVIII, 20
Obras completas de San Agustín, Tomo XXXV, Biblioteca de Autores Cristianos 457, Madrid 1984, pág. 272-273

[16]  Agustín de Hipona, El Matrimonio y la concupiscencia, Libro I, XX, 22
Ibid pág. 276

[17]  Agustín de Hipona, El Matrimonio y la concupiscencia, Libro II, XI, 24
Ibid pág. 332

[18]  Para una historia más detallada del movimiento anabaptista puede consultar: Hubert Jedim, Manual de Historia de la Iglesia, Tomo V, Editorial Herder

[19] Martin Luther, Augewaehlte Werke, tomo V, editado por H. H. Borcherdty Georg Merz, Munich, Chr. Kaiser Verlag, 1962
Una traducción en español puede encontrarse en Internet en  
http://www.apologeticacatolica.org/Descargas/Folletos/Lutero_Contralashordasdecampesinos.pdf

[20]  Confesión de Augsburgo 1530 Artículo 9 (Iglesias Luteranas)

[21]  Confesión de Westminster 28.IV (Iglesias reformadas)

[22]  Catecismo de Heidelberg, pregunta 74 (Iglesias reformadas)

[23]  Confesión Helvética (Antigua confesión protestante de 1566)

[24]   Confesión Reformada de los Países Bajos y de varias iglesias reformadas actuales, año 1619 Artículo 34
Biblioteca de la Iglesia Reformada,  http://www.iglesiareformada.com/Confesion_Belgica.html    

[25]  Los 39 Artículos de la religión, (Confesión doctrinal histórica de la Iglesia Anglicana) Capítulo 27

http://www.iglesiareformada.com/39_Articulos.html

[26] Está disponible en la Biblioteca de la Iglesia reformada en:

http://www.iglesiareformada.com/Calvino_Institucion_4_16.html

________________________________________

Anuncios

13 Comentarios Agrega el tuyo

  1. David Francisco dice:

    lo lamentable del caso es que muchos que hoy se llaman Metodistas, han dejado la doctrina heredada de sus padres espirituales, para abrazar las herejías anabaptistas y de todo tipo que se propalan en el mercado religioso latinoamericano. Nací en una iglesia Wesleyana de Santidad en Santo Domingo R.D. y fui iniciado en la fe de la iglesia a través del paidobautismo que administraron los clérigos de mi parroquia local, anos después abandone esa iglesia de santidad, debido a que el Metodismo había desaparecido entre ellos, y se había instalado la fe anabaptista y neopentecostal entre ellos y el rechazo de las doctrinas clásicas del cristianismo incluyendo el no bautizar a los ninos entre muchos de ellos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pacheco dice:

      Lo mismo está sucediendo con el Metodismo en el Norte de México, es abiertamente carismático, y Neo Pentecostal.

      Me gusta

  2. contender777 dice:

    Hola Edgar,
    Borraste u ocultaste mis comentarios y creo que es de mal gusto.
    No me causo mayor problema porque siempre que escribo, a excepcion de este mensaje corto, lo hago en un documento de Word que guardo y como me imagine que podrias borrarlo como lo haces en FB guarde un SS (screenshoot) que voy a publicar en mi blog.
    Con todo respeto creo que no vas a crecer si no estas abierto a defender y debatir tus ideas, creo que solo muestra una inseguridad de tu parte.
    Saludos,

    Me gusta

    1. Pacheco dice:

      La razón es la siguiente: la mayoría de las personas que interactúan en el blog, no están buscando un debate ni intercambio de ideas, vienen comentan y adiós. Pero tú, estás buscando un intercambio de ideas, buscas debatir (con bastantes hombres de paja por cierto) dado el caso solo te pediría que pusieras tu nombre y tu foto real, quitarás tu alias y te presentarás sin la máscara de tu avatar. Solo así debatiremos. Estoy totalmente abierto a defender y rebatir mis ideas, por eso mismo he creado un blog con mi nombre, mis fotos y abriendo los comentarios a todos.
      ¿Le entras?

      Me gusta

      1. contender777 dice:

        Hola Edgar,

        Wow ya empezaste a insinuar un contenido moral con el calificativo de “mascara”.

        Pero no importa yo ya inicie mis respuestas:

        https://respuestasevangelicas.blogspot.mx/

        Saludos,

        Me gusta

  3. Pacheco dice:

    Já, Já, Já… Suerte con el contenido de tu blog. Estás por lo que veo, sumamente focalizado conmigo amigo, y para ser sincero no quiero perder el tiempo. Un avatar estilo “Slipknot” con el alias “Defender777” es más una invitación a alimentar a un “Troll” que a un debate o reflexión formal. Te reitero, no estoy cerrado a la interacción de ideas, pero ya vas de frente con el prejuicio a priori. Y lo peor, es que no podríamos debatir mucho porque haz elaborado unos muñecos de paja asegurando que creo lo siguiente:

    1. “La salvación no es por la fe sola, es necesario las obras”. Error. Mi perspectiva de la justificación es protestante. “Justificados por gracia por medio de la fe”. Mis consideraciones o aportaciones al debate, estriban sobre la palabra “Sola” pues como Wesleyano, no creo en la dicotomía semántica. Y por tanto, mis aportaciones no son contra la justificación por la fe, sino contra el antinomianismo clásico del álgido evangélicalismo anti-Roma. Lee sin prejuicios antes de hacer “Screenshots”.

    2. “Las escrituras son incompletas y necesitan la tradición etc” Error. Por favor, quisiera pudieses mostrar en que parte aseguro que las “Escrituras están incompletas”. En materia formal, creo y sostengo la suficiencia e inerrancia de las Escrituras. Nuevamente, mi diálogo va sobre el tópico particular de la “Solo Escritura” dado que como Wesleyano, de transfondo Anglicano, y por tanto Católico, sostengo el “Prima Scriptura”. Puedes conocer un poco más sobre mi pensamiento leyendo aquí mismo mis entradas “El cuadrilátero Wesleyano” o “Diferencias Paradigmáticas”.

    3. “Afirma sucesión apostólica católica”. Amigo, ¿Es en serio? Es decir ¿Ese es tu debate? La sucesión apostólica es una realidad universal no exclusiva de Roma. La Iglesia Anglicana tiene sucesión apostólica y es protestante. La Iglesia Ortodoxa tiene sucesión apostólica y no es romana. Incluso algunos dicen que el metodismo tiene sucesión apostólica. (Puedes leerlo en mi post Wesley y el Obispo Ortodoxo). Creo que tu arenga va más nutrida por un odio anti-catolico (clásico del cristiano latino, que cree que solo su expresión de fe es la correcta) fundamentalista, (en todo el sentido peyorativo) que por una aportación al diálogo. Si lo que intentas es “Demostrar” que soy “Católico Romano” pierdes el tiempo. En cuanto a mis ovejas, están educadas a la altura de la vocación que profesan. No son los clásicos agrios y burdos evangélicos que ven catolicismo romano hasta en la sopa. (Cómo es tu caso) lamentable, por cierto.

    4. “Apoya el bautismo infantil con cierto sabor regeneración bautismal”. ¿Lo ves? Partes del supuesto y de las conclusiones particulares que elaboras en tu cabecita. Y dado que estás sumamente focalizado contra “Edgar Pacheco”. Ya que andas siguiendome por todos mis blogs, te es difícil entender que es en realidad lo que creo o no creo. Esta página de “Respuestas Evangélicas” es más una página de odio que debería llamarse “respuestas a Pacheco” en honor a la verdad. Sostengo el Paidóbautismo, aquí vamos otra vez ¡SOY WESLEYANO!

    Solo para concluir, (ya que los demás son Ad-Hominem) clásicos de un niño que esta forjando su pensamiento teológico y aún no entiende que atacar a la persona no es debatir. Te volveré a decir lo mismo: NO TENGO INTERÉS EN CONTESTARTE. te lo digo con respeto. No porque tenga “miedo” o sea “cobarde” como luego andas imaginando en tu ilustre mente. Simplemente porque sería rebajarse a ese nivel de Troll.

    ¿Quieres debatir? Se formal. Deja tu “Contender777” tu avatar de Slipknot, crea una pagina, preséntate, di sobre cuál punto quieres debatir, e interactuamos. De no ser así, suerte con tu “proyecto”. -respuestas evangelicas-

    Me gusta

    1. contender777 dice:

      Hola Edgar,

      Dejando a un lado los cometarios “ad Hominem” no estoy focalizado contigo, solo porque el 0.37% de las entradas de mi blog están relacionadas contigo. Ni el 1% eres.

      Ahora empezamos con varias aclaraciones:

      1.- Tu perspectiva sobre la justificación no es Protestante de hecho es muy similar a la católica romana u Ortodoxa, porque el principio protestante es la justificación es solo por fe.

      De hecho leyendo tus comentarios vemos que estas muy confundido por ejemplo dices:

      “Aunque la Biblia enseña la Justificación por la Fe, nunca la enseña por la Fe “Sola” la fe nunca esta sola y La Biblia nunca utiliza el termino “Sola” para designar la fe salvifica, así como tampoco ve a las obras como malas en si mismas.”

      Entonces si la Justificación no es solo por la Fe ¿Qué más necesita además de la fe?

      Lo que si es cierto es que las Escrituras dicen que la salvación es por gracia y a través solo de la fe (Sal. 115:1; Ts. 48:11; Jr. 31:31-34; Ez. 36:22-31; Dn. 9:19; Hch. 15:11; Ro. 3:24; 5:15; Ef. 1:4-7;2:8-10; 1 Ti. 1:15), solo por mencionar algunos pocos pasajes. Ya que siempre mencionan la FE sin acompañante.

      Dices que no estás de acuerdo con la formula católica de Fe+obras pero en los hechos te contradices:

      “Creo para ser salvo, creo obrando para ser salvo.”

      Al momento de afirmar que la justificación no es solo por fe, por consecuencia lógica se debe de incluir otros elementos, en tu caso las obras. Y esto no es Protestante sino algo cercano a la apostasía.

      Luego rechazas principios Bíblicos claros:

      “El “Sola Fe” de Lutero, y que después adoptaría la soteriología Reformada; lleva en sí mismo el germen del antinomianismo. Las conclusiones lógicas de dicha premisa cortan el nervio de las buenas obras; crean una dicotomía de la fe que obra y de la fe que asiente.

      Aseguran la salvación al hombre y su culminación en un mismo instante y promueven así el ocio de la carrera cristiana, dejando al creyente en un paradigma inevitable ¿Cuál es el fin de obrar? ”

      Nunca he dicho, ni tampoco ni una iglesia protestante que las obras no sean importantes, sin embargo no juegan ningún rol para ser salvos, la Biblia dice:

      “Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica” Efesios 2:10

      Pablo les dice que ya son salvos por medio de la fe, Ef. 2:8, por lo tanto su nombre esta en el libro de la vida Filipenses 4:3, sin la necesidad de una sola obra, porque fue por gracia y si es por gracia no es por obras, Romanos 11:6, así les dice que son creados en Cristo Jesús para buenas obras, si tomas atención primero vino la salvación después vienen las obras.

      Según Pablo la culminación de su salvación ya había pasado, ahora solo tenían que vivir en buenas obras como consecuencia de la salvación.

      De nuevo tus comentarios te vuelven a hundir:

      “La “Sola Fe” fue el Slogan utilizando en la Reforma para decir que el hombre es justificado por la “Fe sola” sin necesidad de ninguna obra. En este sentido, para los Reformadores la fe “Produce Justificación y buenas obras” La fe nos justifica y desencadena por inhercia las buenas obras en el creyente. Aunque la Biblia enseña la Justificación por la Fe, nunca la enseña por la Fe “Sola” la fe nunca esta sola y La Biblia nunca utiliza el termino “Sola” para designar la fe salvifica, así como tampoco ve a las obras como malas en si mismas.”

      Primero tu argumento es débil, es como rechazar la Trinidad porque la palabra no viene en las Escrituras.

      La Sola Fe se acepta porque es una verdad enseñada en las Escrituras.
      8 Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios,9 no por obras, para que nadie se *jacte.” Efesios 2:8-9.

      No solo la fe es la condición para aceptar la gracia, sino que salvos (σεσῳσμένοι) está en pasado se podría decir “habiendo sido salvos” ¿Y cómo fue esto? ¡Por la fe! Sin las obras, por lo tanto no son necesarias para ser salvos, porque aquí tenemos un ejemplo claro de personas que fueron salvas por la fe, sin obras.

      “En consecuencia, ya que hemos sido *justificados mediante la fe, tenemos[a] paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” Romanos 5:1

      Profundizando mas en el texto en griego “justificados” es (Δικαιωθέντες) implica a algo que ya se llevo a cabo en el pasado.

      (dikaiothentes ou ek pisteos). Literalmente “habiendo sido declarados justos por la fe”. El aoristo participativo contempla una acción antecedente al verbo principal (tenemos). Evis L. Carballosa, Romanos (Editorial Portavoz 1994), p. 105.

      Ahora tenemos paz, acción presente, porque en un acto anterior fuimos justificados por la fe, sin las obras. Por la tanto la Justificacion es SOLO POR LA FE según las Escrituras.

      2. Respecto a las Escrituras es un hecho que tu no aceptas que sean suficientes o muestras muchas contradicciones, en ocasiones argumentas como católico, ortodoxo, evangélico, etc.,

      Dices:

      “Por favor, quisiera pudieses mostrar en que parte aseguro que las “Escrituras están incompletas”.”

      Claro, te pregunte que si la Biblia no contiene toda la revelación me dieras la lista de doctrinas de Jesús y sus apóstoles que están fuera de las Escrituras, y me diste una lista de doctrinas como el paidobautismo, que no están en la Biblia pero si en la tradición. Por cierto tengo los screenshots de esos comentarios tuyos que tu borraste.

      Si eso no es afirmar que la Biblia es incompleta no sé qué más lo podría ser.

      Segundo afirmas lo siguiente:

      “Las referencias anteriores muestran que los escritores del Nuevo Testamento no se aplicaban el principio de sola Escritura al Antiguo Testamento. La disposición de los escritores del Nuevo Testamento usando fragmentos de la tradición oral judía como paralelo de la Escritura puede ser visto como ejemplo de que ellos tenían un concepto muy diferente al del evangelicalismo moderno y también puede ser visto como evidencia en contra del principio “sola Escritura”.”

      Dices que los escritores inspirados del Nuevo Testamento utilizaban la tradición oral judía como paralelo de las Escrituras. Si esto no es pretender probar que hay tradiciones “divinas” paralelas a las Escrituras divinas ¿Qué pretendes probar entonces?

      Dices:

      “Nuevamente, mi diálogo va sobre el tópico particular de la “Solo Escritura” dado que como Wesleyano, de transfondo Anglicano, y por tanto Católico, sostengo el “Prima Scriptura”.”

      Esto me dio mucha risa, primero porque el caudrilatero de Wesley no rechaza la Sola Scriptura ¿Primero podrías definir la Sola Scriptura?

      La iglesia anglicana afirma la Sola Scriptura:

      La Sagrada Escritura contiene todo lo necesario para la salvación de tal manera que lo que no se lea en ella o pueda probarse a través de ella, no se exige a ningún hombre que sea creído como artículo de Fe, o se piense que sea requisito o condición para la salvación. En el nombre de la Sagrada Escritura, entendemos esos libros Canónicos del Antiguo y Nuevo Testamento, cuya autoridad nunca ofreció ninguna duda en la Iglesia. Articulo VI.

      De hecho creo que lo afirma mejor que la Confesión de Westminster de la iglesia reformada:

      El consejo completo de Dios tocante a todas las cosas necesarias para su propia gloria y para la salvación, fe y vida del hombre, está expresamente expuesto en las Escrituras, o se puede deducir de ellas por buena y necesaria consecuencia, y, a esta revelación de su voluntad, nada ha de añadirse, ni por nuevas relaciones del Espíritu, ni por las tradiciones de los hombres. Sobre las Santas Escrituras, articulo VI.

      3. Si afirmas la sucesión apostólica según los católicos y eso es claro cuando rechazas la Sola Scriptura o la Sola Fe, ya que afirmas que es algo que esta fuera de las Escrituras en tus comentarios que borraste pero que yo te hice el favor de guardar.

      La sucesión apostólica no existe como tal y no es una realidad, de hecho si existiera no es importante al ver que existen muchas iglesias antiguas que cayeron en herejía con todo y la supuesta sucesión apostólica.

      De hecho la iglesia católica lo utiliza como unas de las marcas de la iglesia verdadera, la supuesta sucesión apostólica en vez de centrarse en realidad que la verdadera marca de la Iglesia de Cristo es que se sigan las enseñanzas de los apóstoles y no sus supuestos sucesores, que por cierto, en las fuentes originales del Cristianismo que son los libros inspirados del Nuevo Testamento jamás se ensena la sucesión apostólica.

      4. Es cierto que apoyas el bautismo infantil y no afirme que apoyaras la regeneración buatismal, pero no creo que falte mucho ya que tu página de Facebook es casi una página de apologética católica citando aprobatoriamente concilios como los de Trento por ejemplo.

      Por ejemplo en esta entrada del Paidobautismo comentas que la primera vez que apareció la herejía de negar la “necesidad” fue Pelagio, quien negaba el pecado original, por lo tanto de ahí el comentario de cierto “olor a regeneración bautismal” porque no creo que seas Wesleyano eres más bien algo así como un confundido.

      Por cierto no hice la página para responderte ya escribía ahí antes de que te saliera barba.

      Me gusta

      1. Pacheco dice:

        Y aquí vamos otra vez…. Sostengo que la justificación es por gracia por medio de la fe, ¡Justo como enseñan las Escrituras! El problema es la palabra “Sola” que Lutero añadió al texto griego y que tiene implicaciones serías. Si bien la palabra “Trinidad” no está en las Escrituras, ningún traductor la añadió. Al añadir la palabra “Sola” se crea la dicotomía de la fe y las obras. Lutero mismo lo aceptó al final de sus días.

        Estás nuevamente escribiendo sin entender la esencia del debate.

        Me gusta

  4. Pacheco dice:

    Por cierto, esto fue muy gracioso:

    “Hace 1 mes aproximadamente me entere de la existencia de un “Pastor” hípster Metodista Católico pero no romano, esto es tan contradictorio como que alguien se defina que es un soltero casado, de la ciudad de Monterrey y por cierto me imagino que no han de conocer su lado católico en su iglesia”.

    ¿Quién te lastimó tanto amigo? Si lo deseas, puedo poner alguno de tus artículos en mi blog personal, y en vez de enfrascarse en esta ridícula “lucha” contra el “pastor hipster” (jajaja en verdad eso me dio mucha risa) me permites conocerte y verás que no soy tan “hispter” como crees.

    Me gusta

  5. Pacheco dice:

    Por cierto, no había visto la fuerte atención que pusiste sobre la frase “Católico pero no romano, cristiano mas no protestante” el cual llamaste “contradicción”.

    El término “católico” etimológicamente es aplicable a una fe que se encuentra inalterable en todas partes del mundo. La fe cristiana es “universal” (católica) porque lo mismo cree el cristiano de África, al cristiano Europeo y el cristiano Indoamericano. “Una Fe, un Señor, un Bautismo” dice Efesios. Ignacio de Antioquía fue el primero en usarla para distinguir al cristiano de movimientos sectarios que surgieron en ese momento. El término católico no es propio de Roma, y nada ayuda el prejuicio de pelear contra el, porque esboza universalidad. Soy católico, más no romano. Puede decirse, si te parece, que soy católico anglicano, dado el transfondo de dónde procede el metodismo.

    En este caso la frase “Católico pero no romano, cristiano mas no protestante” se sabe fue usada por C.S. Lewis, cuando su amigo Tolkien le reclamo por no hacerse católico romano, y en su parte se hizo anglicano. Pero antes de Lewis, fue uno de los lemas de Mennon Simmons, el reformador radical anabaptista, quién al ver como su comunidad era perseguida por católicos y protestantes al mismo tiempo, dijo: “Para ser cristiano, hay que ser mas que protestante”.

    Si te interesa el libro, lo puedes leer aquí: [https://files.acrobat.com/a/preview/ec7a0eb0-5ae5-4e13-b3ab-d44df66eed12] de hecho el título es justo ese: “Anabaptistas, ni católicos ni protestantes”.

    ¡Pero aún hay más! En los albores de la Reforma, el gran humanista de Rotterdam, Erasmo; se negó a aliarse al bando protestante y al bando católico romano. Para él, las diatribas están obsoletas. Ser cristiano no implica tomar un bando “anti” algo. Así que parece ser que estos hombres tienen una percepción mucho más elevada de lo que puedes llegar a imaginar. Por tu parte, usar el título de “católico pero no romano” es semejante a llamarse “Cristiano soltero”. Triste caso el tuyo que no te da para más la mente ni te permite salir de esa infantil manera de percibir la fe. Bien harías en tomar unas clases de historia, y no partieras de Roma, sino incursionaras en toda la fe cristiana y sus movimientos. Pero monte culpo, el conocimiento promedio que tiene el cristiano latino, es y parte de su odio a Roma, lo cual no le permite incursionar realmente en el pensamiento cristiano. Sobre el tema te recomiendo un libro muy bueno, de nivel académico llamado justo así: “Historia del pensamiento cristiano”. Del Dr. En Teología Justo Gonzales.

    Así que, volviendo al punto: tienes el derecho a diferir, a estar en desacuerdo a mis ideas y a expresar tu pensamiento. Pero aún en el debate hay reglas, y las falacias no son bien vistas. Adorna, enriquece y formaliza tu interacción para poder debatir. Pero primero, y lo más importante, asegúrate de saber lo que en verdad creo. Tus lecturas sobre mi pensamiento parecen ser muy superficiales.

    Y no, no eres tan importante de manera que mi vida gire 24/7 sobre lo que pones o contestas. Me encanta el debate y la cultura de la interacción. De hecho si Dios lo permite el próximo año estaré en varias universidades justo haciendo eso, debatiendo. Pero en tu caso, creo que es una focalización más que un real intento de interactuar.

    Me gusta

    1. contender777 dice:

      Respecto al término católico
      No voy a debatir el término porque pienso que la iglesia católica romana no es católica en el sentido estricto de la palabra según se definía por los padres de la Iglesia.

      Pero si en tu manera de hablar y escribir, es contradictorio porque atacas la Reforma Protestante, por ejemplo las Sola Fide o Sola Scriptura como haría un católico romano pero no eres uno, según tu, pero luego dices que no eres ninguno de los dos aunque te comportas como ambos.

      Es curioso ver entradas en tu blog como romanistas pero luego te escudas en tu falta de claridad. Por lo tanto eres contradictorio.

      Me gusta

      1. Pacheco dice:

        El problema que usted tenga con la iglesia católica romana, no es mi problema. Repito, la palabra “católico” no es exclusivo de ellos, y si no puede entender eso tiene serios problemas de prejuicios que debe primero superar para ser capaz de interactuar al nivel de un debate. No quiero escribir en los términos de sus “respuestas” porque son simplemente ridículos, propios de un niño desubicado o apasionado, no propios de una persona madura.

        “Atacas la Reforma” a eso me refiero, una vez que uno idealiza cierto paradigma y lo constituye dogma o axioma se imposibilita el diálogo. En tu caso, no logras leer sin la pasión. En el sentido académico no existen bandos solo objetividad. Caso irónico es que las “tesis” de Lutero en la puerta de la catedral son justamente un ejercicio mental en donde se podían asumir posiciones heterodoxas sin que él que las postulaba viese su reputación o carácter académico mermado. Aprenda por lo menos eso, que yo escriba o critique algo, es propio de la interacción.

        Sus apreciaciones sobre mi persona son solo eso, particularidades que tienes derecho a tener, pero no quieras girar tu interacción en ello, porque es una falacia Ad-Hominem.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s