Las Verdades A Medias Del Calvinismo

LAS VERDADES A MEDIAS DEL CALVINISMO

“La perseverancia incondicional de los santos” es la afirmación o axioma dogmático que asegura que los santos no caerán definitivamente de la Gracia sino que perseveraran incondicional y eficazmente hasta el final. Esta es la “P” de tulipán, y sobre todo, algo que les encanta usar a los calvinistas como porra en contra del arminiano y otro no-calvinistas. Esta fantasiosa verdad a medias que suele ser expresada así: “Mi salvación es segura porque está enraizada en Dios, no en mi voluble “libre albedrío” parte de deducciones e inferencias que llevadas a su conclusión lógica deja como resultado lo que el mismo Calvino aseguro, esto es, ¡que nadie puede estar seguro totalmente!

De hecho, John Piper hace la pregunta “¿Cómo sabe usted que seguirá siendo un creyente cuando se despierta por la mañana?” y él mismo responde: “Dios se encargará de ello.” “Dios es quien lo mantendrá a salvo”.

Por supuesto, Piper sólo es capaz de llegar a una respuesta tan simplista como esta al ignorar el gran número de personas que están del lado calvinista creyendo firmemente ser del grupo de elegidos y al pasar de los años terminan en el mundo y sus pecados. La otra respuesta simplista que cierra el asunto es: “Ellos nunca fueron salvos”. (usando el texto de 1 de Juan) Sin embargo, parece ser que la Biblia no aprueba tales reduccionismos y no resisten el escrutinio exegético ni la menor prueba del texto, ya que todo ha de inferirse por premisas lógicas que supeditan la exegesis a la interpretación que ellos tendenciosamente ven con los ojos del TULIP. Es por eso que en este escrito, me permitiré como en otros demostrar la postura bíblica en cuanto a ello.

LAS DOS PREGUNTAS ELEMENTALES

Para tratar el tema, usare dos preguntas que me permitirán desarrollar mi pensamiento:
1-¿Quiénes son los apostatas?
2-¿Cómo sé que no soy uno?

A través de estas dos preguntas es fácil demostrar que la seguridad incondicional no resiste la prueba Bíblica.

Vamos a abordar la primera: ¿De dónde surgen los apóstatas? ¿Cómo llegan a serlo? ¿Cómo se puede mostrar el verdadero amor, la verdadera alegría, la verdadera paz, el verdadero gozo y en realidad nunca haberlo tenido? Si esto es cierto; estamos hablando de uno de los engaños más terribles, pues todos los afectos, asentimientos, percepciones, inclinaciones, demostraciones y sacrificios son en realidad falsos ¡de principio a fin!

Esta es una pregunta formulada y respondida por nada menos que el propio Juan Calvino (Institutos 3.2.11), y es brutalmente honesto en su respuesta. Él Se pregunta por qué la fe a veces parece que debe atribuirse a no elegidos, y reconoce que incluso en la vida diaria:

“La experiencia demuestra que los réprobos a veces se ven afectados por casi la misma sensación que los elegidos en cuanto a una convicción profunda de Cristo, DE MODO QUE INCLUSO EN SU PROPIO JUICIO NO HACEN NINGUNA DIFERENCIA EN NADA A LOS ELEGIDOS”. (Énfasis añadido)(Institutos a la religión cristiana 3.2.11)

Calvino afirma que los réprobos son a veces “afectados” (¿afectado por quién o qué?) de tal manera que incluso en su propio juicio, no hay ninguna diferencia entre ellos y los elegidos. En otras palabras, son tan afectados en sus afectos, en su pensamiento, en su voluntad y en su vida; que ellos creen que son elegidos. Su experiencia es, para ellos y otros, tan similar a la experiencia de la “verdad” que es imposible distinguir la diferencia entre ellos y los “elegidos” de manera que es imposible que distingan si son salvos o no lo son, pues todo es exactamente igual a los elegidos, y la única diferencia está en la mente de Dios.
Esto es importante. Abundare sobre esto más adelante. Por ahora, permítame seguir con la pregunta: ¿afectado por quién? ¿Dios? ¿Satanás? ¿Ellos mismos? Calvino responde:
“Por lo tanto, no es del todo absurdo la declaración del apóstol de que Cristo les permite el gusto de los dones celestiales y la fe por un tiempo…” (Institutos 3.2.11)

Así Calvino asegura que la degustación de los dones celestiales es real, pero momentánea, y que Cristo mismo les atribuye “la fe por un tiempo a los réprobos” y después explica:
… “Todo esto obra el Señor, para hacerlos más condenados e inexcusables, trabaja en sus mentes en la medida en que su bondad puede ser probada y degustada pero sin darles el Espíritu de adopción. “

En palabras claras: Cristo les engaña, otorgándoles una fe momentánea (que él mismo quitara) y permitiéndoles degustar los dones celestiales para luego arrebatárselos. ¿Porque Cristo hace esto? Para gloriarse en la reprobación y condenación de ellos. Cuando uno lee esto, no puede más que concluir, que en esta cosmovisión, uno no debe detenerse a meditar sobre los “No –Elegidos” sino quiere caer en una profunda depresión al concluir que usted puede no serlo, tal como le sucedía a William Copper, o a Lutero, o a Chesterton, o a otros cientos de personas.
Estos individuos no elegidos en realidad no captan la fuerza de la gracia espiritual, ni poseen la luz ni seguridad de la fe, pero: ¿Cómo podrían? Cristo los ha privado de ello y jamás se los permitirá. Sin embargo, con el fin de condenar aún más, Jesús “trabaja en sus mentes” para engañarlos haciéndoles creer que son elegidos. Y aquí la respuesta de Piper se viene por los suelos. Esta mañana me levante sintiéndome elegido ¿pero qué tal si solo estoy engañado? lo cual crea un vértigo terrible en cuanto a la naturaleza de la salvación.
Esto va mucho más allá de la típica interpretación calvinista de la longanimidad de Dios que simplemente castiga el pecado que el hombre comete. Aquí, Dios deliberadamente engaña a los no elegidos en la creencia de que son elegidos. Se les permite “degustar” de los dones espirituales, les da un poco de fe temporal. De hecho, él “trabaja en sus mentes” para hacerles creer que realmente están elegidos. ¿Y por qué lo hace? “Para hacerlos más condenados e inexcusables”.
Él (Calvino) se compromete tanto con su postura que termina aprobando las conclusiones lógicas de la misma y no hay ningún indicio de que él se dé cuenta de la disonancia cognitiva horrible que está mostrando, simplemente se está dejando llevar hacia donde su lógica lo lleve. “Para hacerlos más condenados e inexcusables” Dios deliberada e intencionalmente no llega a darles lo que necesitan, y luego los castiga por no haberlo tenido. Este juego macabro presenta a Dios sin ningún sentido de misericordia para personas que dan gracias por la salvación y mencionan el dulce nombre del Salvador. Sin embargo, TODO ES UN ENGAÑO.
Este es el calvinismo oscuro, y revela la profunda oscura verdad que Dios le gusta engañar a la gente haciéndoles creer que son sus hijos, sólo para hacer su condenación y castigo en el fuego eterno mucho más satisfactorio y glorificarte para él. Partiendo de esto, y por obvias razones, la palabra “apostasía” debe ser redefinida para hacerla cuadrar con este conclusión lógica
En las palabras de MacArthur en su comentario alusivo al texto de Hebreos 6 que dice:
…”Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio (Hebreos 6:4-8)

Él dice: ..”Ellos recibieron la percepción de la instrucción divina, pero solo en el área intelectual”. (Notas al pie de página de su Biblia comentada. pg. 1758)
Lo difícil de explicar para él, ocurre unos versículos adelante, cuando el escritor dice: “Vuelven a crucificar al Hijo de Dios exponiéndolo a vituperio” Este “vuelven” supone un problema para él, por lo cual dice:
..”Ellos son rechazados, porque a pesar de haber TENIDO UNA REVELACION COMPLETA DE LA VERDAD no la aceptaron”. (Notas al pie de página -Comentario bíblico- pg. 1759) ¿Cómo podrían aceptarla? ¿lo ve? ¡esto no tiene sentido!
Este dogma es forzar el texto a una conclusión a priori con el calvinismo. Si el creyente esta tan abrumado por la gracia que en realidad es incapaz de apostatar ¿porque una y otra vez Dios reitera admoniciones advirtiéndoles de la apostasía? ¿Se autoengaño Dios? En todo sentido, el carácter de Dios es denigrado y se le vuelve obtuso, abstracto e incomprensible.

Pero lo más importante, antes de lanzar su “porra anti arminiana” recuerde, usted puede estar siendo engañado por Dios en cuanto a la salvación.

Edgar Pacheco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s